Banners
Banners

Noche de esfuerzos en Monterrey        

Corrida donde tomó la alternativa Cayetano Delgado

Ya lo dice el viejo y sabio refrán: "Uno propone, Dios dispone, llega el aire y todo lo descompone", pues en realidad fue esto lo que sucedió en la tan esperada corrida de alternativa del regiomontano Cayetano Delgado, esta noche en la Monumental Monterrey.

Y además habría que agregar que la materia prima enviada por la ganadería de De la Mora, no resultó tampoco ser el ingrediente básico necesario para este festejo, salvo el segundo de la noche cuyos despojos merecieron el arrastre lento y si todavía a eso añadimos que su presentación dejó mucho qué desear, las cosas se complicaron.

Lo mejor que habría que destacar fue la voluntad de los toreros a pesar de lidiar con el viento y que Nuevo León cuenta, desde las 21:00 horas de este viernes, con un nuevo matador de toros, al que, sin embargo, le hace falta mucho camino para poder madurar.

Cierto, el clima jugó un papel preponderante a la contra a lo largo del festejo, pero al nuevo toricantano se le vio un tanto nervioso en el toro del doctorado que, de entrada, se emplazó en la boca de riego.

El recibo con el percal fue casi de mero trámite, sin mucho lucimiento y tras le ceremonia en la que Arturo Macías y José Mauricio lo convirtieron compañero de escalafón, Delgado batalló con el viento y con el manso "Cónsul", al que le realizó una labor muleteril voluntariosa que, esta sí pasará ala historia por ser su primera como matador. Pero lo poco bueno que había logrado, lo echó a perder con la espada pues, tras dos pinchazos, el segundo hondo, vinieron dos avisos y el toro no doblaba.

Luego ofició con la espada corta, con tan mala suerte que, en uno de los intentos, esta salió volando y le dio en pleno rostro al padrino que había ido hasta el otro extremo para asesorar al ahijado.

Con dos avisos en el toro más importante de su vida, hasta ahora, Cayetano volvió a tomar la espada y vinieron tres pinchazos más, un bajonazo y otra nueva espada que quedó trasera. Con dos toledanas en el cuerpo, en un hecho inadmisible, el "Cónsul" por fin se venció antes de que sonaran los tres avisos y cayó entonces una bronca sobre el joven torero.

La faena del sexto, el de menor trapío del encierro, no distó mucho de las que realizó en la anterior etapa como novillero, pues se fue a los medios del ruedo a recibir con un farol de rodilla y una larga cambiada a su enemigo, e hizo que sus alternantes e infanterías se movilizaran con rapidez por todos lados, prestos todos a acudir en su ayuda, si fuera necesaria. Fue una escena pocas veces vista en la plaza, lástima que el público, a estas alturas de la corrida, ya no estaba haciendo mucho caso del o que ocurría en el ruedo.

La faena que dedicó a su padre, el matador en retiro Enrique Delgado, fue bullidora, con muletazos por alto y molinetes de rodillas, buscando el aplauso. Mató de estocada entera muy trasera, y como el toro dobló pronto, tras regular petición, el juez Antonio Quiroga Escamilla lo premió con una benévola oreja.

La faena de la noche, pese al viento, fue la de Arturo Macías al segundo, de nombre "Auro", un ejemplar de pelo berrendo.

El hidrocálido prendió el entusiasmo al iniciar su labor de rodillas en los medios y después, erguido, tirar del toro con la mano muy baja en los muletazos por ambos lados. La plaza estalló y las dianas no se hicieron esperar desde las alturas. Para el final, en las manoletinas, el toro todavía acudía al engaño con la rapidez de un tren bala, pero Macías, estoico, aguantaba a pie firme con un valor sereno.

Sepultó una ración entera de espada, pero trasera, de efectos retardados, por lo que escuchó un aviso. Para el toro, el honor del arrastre lento.

La faena de su segundo fue variada, en medio de las ráfagas de un tremendo vendaval, y fue acompañada con la "Pelea de Gallos". Para entonces ya no sabíamos si estábamos en una corrida de toros celebrando la que quizá sea una breve proclamación de Patrimonio Cultural Inmaterial, o una adelantada noche del 15 de septiembre, pues por todos lados del tendido se gritaba el ¡Viva la Fiesta brava ca…!

Así llegó la hora de matar y el hidrocálido lo hizo de estocada entera para cortar, ahora sí, una oreja.

José Mauricio, en su segunda actuación como matador ante la afición regia, demostró que por voluntad no quedó, pero ante su deslucido primero, su intento de faena no alcanzó los vuelos esperados.

La del quinto de la noche fue otra labor de entrega y garra torera, que inició en el último tercio con un cambiado por la espalda en los medios. El toro tampoco decía mucho, pero en una de esas, Mauricio fue encunado con peligro y volvió a la cara del astado sin mirarse la ropa. Mató de estocada entera y escuchó un aviso y se le concedió una meritoria oreja. 

Así fue la noche de la alternativa de Cayetano Delgado, quien ahora debe de luchar por abrirse camino propio en esta difícil pero bella profesión, en la que deberá sortear los sinsabores, pero también paladear las mieles del triunfo.

Por ahora la plaza hace un receso en espera del anuncio de nuevos festejos que no tardarán mucho en llegar, y que vendrán a dar continuidad a esta primera parte de la temporada en la Monumental Monterrey.

Ficha
Monterrey, N.L.- Plaza "Monumental Monterrey". Tercera corrida por la proclamación de PCI en el estado. Media entrada en noche calurosa y con intermitentes ráfagas de viento. Cinco toros de De la Mora, terciados en presentación y de juego desigual, de los que destacó el 2o., que recibió arrastre lento. Y un remiendo de Julio Delgado (3o.). Pesos: 496, 488, 532, 470, 522 y 478 kilos. Arturo Macías (azul eléctrico y oro): Palmas tras aviso y oreja. José Mauricio (malva y oro): Silencio y oreja tras aviso. Cayetano Delgado (negro y oro): Bronca tras dos avisos y oreja. Incidencias: Cayetano Delgado tomó la alternativa con el toro número 30, "Cónsul", con 496 kilos. Sobresalieron en varas Lalo Rivera y Juan Cobos por sus buenos puyazos al 1o. y 2o., respectivamente. Tras el paseíllo se dio reconocimiento a un grupo de fotógrafas taurinas y otras mujeres por su aporte a la Fiesta. Por otra parte, antes del sorteo se desveló un mosaico en memoria del ex novillero Pedro de la Serna, fallecido en octubre pasado. Asistió su familia. Este mosaico fue donado por el Grupo de Amigos del Café Vips.






Compartir noticia



altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina