Banners
Banners
altoromexico.com

Roca Rey se lleva la tarde en Guadalajara

Domingo, 05 Nov 2023    Guadalajara, Jal.    Felipe Aceves | Foto: Memo Sierra           
Cortó dos orejas por una de Joselito Adame en interesante corrida
El espíritu de competencia flotó en el viento de la plaza "Nuevo Progreso" desde el comienzo del paseíllo. Vamos, que ninguno de los actuantes, excepción hecha de Tarik Othón, la joven promesa del rejoneo mexicano, se decidían a formarse en él. Hubo hasta de sonar el bocinazo desde el palco de la autoridad.

Ganadería de prestigio y con éxitos muchos a cuestas, entrada de lleno en numerados, tanto los de Sombra, como en el lado cálido; un clima fresquito pero agradable, y gente bonita y entusiasta al por mayor. Pero vamos a los hechos.

Corlomé hoy no fue el hierro bravo que conocemos, Jaral de Peñas quedó también a debernos… cosas del toreo, que ni duda cabe. Pero ni Joselito Adame, Andrés Roca Rey, ni Leo Valadez vinieron de paseo. Cada uno se entregó en pos del compromiso que hoy, para cada uno significaba este cartel.

Al cavaleiro queretano Tarik Othón, bien podríamos decirle "lástima Margarito". En su –estoy seguro– ilusionada presentación en esta plaza, no le acompañó la suerte. Al ejemplar de Corlomé, que le correspondió –raro en esa casa ganadera– le faltó una buena dosis de bravura. Inteligentemente, el joven Tarik abrevió lo que era imposible. La gente le agradeció profundamente el empeño y entrega.

Al primero del lote de Joselito Adame, un bonito colorado, la gente lo aplaudió al saltar al ruedo. Sin embargo, "Marista" rehuyó el castigo. Regateó en palos y en el tercio de muerte, José echó mano de la sapiencia para en sitio y distancia tirar de él para llevarlo muy bien prendido, sobre todo por el derecho, que por el izquierdo tendió acostarse. Para el final del trasteo, el toro volvió a regatear, pero el de Aguas estaba ya en dominio de la situación. Tres cuartos de ración de acero y el reconocimiento del público.

Cómo no sería la competencia que, después de un buen tiempo de no hacerlo en esta plaza, en la lida del segundo de su lote, luego del voluntarioso quite por zapopinas cogió los palos para bordar tres soberbios cuarteos que la plaza entera ovacionó con gusto. La conexión estaba restablecida. Para el tercio de muerte, Adame se arrodilló para torear por alto acompañado por la algarabía de la parroquia. El de Jaral de Peñas no tiene un gran recorrido, incluso tiende a frenarse, pero el mando y el aguante del torero aguascalentense resuelven la papeleta. Dejó una entera para escuchar la atronadora ovación en el tercio.

"Consagrado” fue el primero de Andrés Roca Rey, que tuvo ligeras protestas. También se escupió al castigo un par de veces, por lo que le correspondió el quite a Leo Valadez. Realizó apretadas chicuelinas, a lo que replicó Roca Rey por tafalleras.

El bien realizado trasteo del peruano tuvo un mérito especial: el toro marcó una tendencia muy fuerte a la querencia de toriles, pero el espigado espada lo llevó muy bien toreado, hasta aguantarle varios amagos de quedarse a media suerte, que hicieron que brotara suficiente  bravura en el de Jaral de Peñas, como para cuajar una faena. Dos momentos fueron el clímax. Uno para los entendidos: un remate de pecho muy redondo a un ritmo impresionantemente lento. Y para la parroquia: un par de dosantinas. Meritorias claro ¿El toro? Hasta se olvidó de la querencia. Entera arriba al primer intento y dos orejas. Bien por el palco que aguantó la petición de arrastre lento para el toro; porque fue el torero quien hizo la tarea.

El segundo de su lote fuel el lunar del encierro y el peruano abrevió.

De Leo Valadez es preciso quedarse con la faena al toro de regalo, que sus dos enemigos, no creo que la tela alcanzase para los pañuelos. Que por cierto perdió por los fallos con los aceros, tal vez como nunca antes se le había visto aquí.

Al octavo del festejo –toro de regalo– el más serio de la corrida, le realizó una faena bien construida, además de salpicada con tres pares de banderillas en cuarteos de gran mérito, quite por zapopinas que lo tiene muy hecho. No era el toro una monja, pero sí bravo con fijeza, humillación –no muy pródiga, pero sí– y emotividad.

Cerró con manoletinas de hinojos. Ya todo mundo teníamos las manos en los bolsillos para extraer dos pañuelos, para exigir sendas orejas, pero ¿Qué cree? A pinchar, pinchar, y pinchar. No sé qué mosca le picó a Leo, que anda mal, mal, mal, en la suerte final.

Par el próximo 12 de noviembre, la empresa anuncia cartel de fieras. Con un prestigiado encierro de ocho toros de Villa Carmela, la ganadería más triunfadora quizá de los últimos años, en esta plaza, para Héctor Gutiérrez, Diego Sanromán, la presentación del moreliano Isaac Fonseca en Guadalajara, y el lagunero Aturo Gilio. Van a salir chispas en serio.

Ficha
Guadalajara, Jal.- Plaza "Nuevo Progreso". Tercera corrida de la temporada. Tres cuartos de entrada en tarde calurosa. Un novillo de Corlomé para rejones (1o.) y seis de Jaral de Peñas y uno de Fernando de La Mora, (8o. como regalo) de presencia y juego desigual. Pesos: 455, 525, 500, 500, 505, 490, 555 y 560 kilos. El rejoneador Tarik Othón: Ovación. Joselito Adame: Ovación y oreja. Andrés Roca Rey: Dos orejas tras aviso y ovación. Leo Valadez: Silencio tras aviso, ovación y ovación en el toro de regalo. Incidencias: Fernando García Francisco Durán saludaron una ovación por buenos pares de banderillas al 1o. y 6o. respectivamente. Al finalizar el paseíllo se guardó un minuto de silencio a la memoria de los damnificados del huracán "Otis".


Comparte la noticia