Banners
Banners

Madrid vive la cara y la cruz del toreo  

Díaz y Lorenzo cortaron una oreja y Ginés Marín resultó herido

El séptimo capítulo del ciclo madrileño tuvo diversos matices en su contenido, pues Curro Díaz y Álvaro Lorenzo cortaron sendos trofeos, mientras que Ginés Marín recibió una cornada en el muslo derecho y tuvo los arrestos de permanecer en el ruedo hasta dar muerte al toro que lo hirió.

El resultado es el siguiente:

Madrid, España.- Plaza de "Las Ventas". Séptimo festejo de la Feria de San Isidro. Tres cuartos de entrada en tarde calurosa. Cinco toros de El Parralejo, y uno de José Vázquez (2o., sobrero sustituto de uno del hierro titular que fue devuelto por flojo), muy bien presentados y de variado juego entre los que destacaron 1o., 5o. y 6o.

Curro Díaz: Ovación, silencio y oreja en el que mató por Ginés Marín.

Álvaro Lorenzo, que sustituía a Emilio de Justo: Silencio tras aviso y oreja tras aviso.

Ginés Marín: Ovación en el único que mató.

Incidencias: Ginés Marín resultó herido durante la lidia del primer toro de su lote, astado al que dio muerte y pasó por su propio pie a la enfermería. Después de la revisión médica de rigor, se diagnostico lo siguiente: "Herida por asta de toro en el tercio medio del muslo derecho, con orificio de entrada en cara anterior y con dos trayectorias: una ascendente de 25 centímetros, que alcanza anillo inguinal y contusiona arteria femoral; y otra trayectoria transversal, de 20 centímetros, que lesiona el recto anterior y presenta orificio de salida en cara lateral del muslo. Es intervenido bajo anestesia general y trasladado a la Clínica de la Fraternidad". Firma el doctor Máximo García Padrós.






Compartir noticia



altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina