Calita sale a hombros en Huamantla       

Reconocimiento tras cortar dos orejas al segundo toro de su lote

Ernesto Javier "Calita" se convirtió en el máximo triunfador del mano a mano celebrado hoy en Huamantla, donde cortó dos orejas y salió a hombros, mientras que su alternante, José María Macías, obtuvo un apéndice del toro de Coyotepec que cerró el festejo.

Trató Calita de sujetar al corrido en tercer turno echando el capote abajo para lancear con sabor a la verónica y agregar chicuelinas; ordenó poco castigo solicitando el cambio con un puyazo. Con los garapullos lució Gerardo Angelino al clavarlos arriba después de cuadrar en la jeta por lo que saludó en el tercio.

El matador brindó al ganadero Miguel Ángel López Zamora la faena iniciada de rodillas en los medios con un cambiado por la espalda, puesto de pie vinieron series derechistas con buen trazo, al pasarse el trapo a la izquierda vimos más muletazos con dimensión y temple, también ejecutó dosantinas y más toreo que gustó al público. Con estocada apenas desprendida despachó al toro del que le conceden dos orejas, al dar la vuelta invitó al ganadero para que lo acompañara un tramo del ruedo.

Cerca de tablas recibió el torero mexiquense a su primero un berrendo aparejado que siguió su viaje natural y luego se fue sobre el caballo de César Morales que apenas le partió el pelo.

Brindó al respetable empezando su labor de muleta echándola muy adelante, así trazó ayudados con temple y colocándose a la distancia correcta evitó que el toro cayera pues era débil; al probar con la zurda hubo menor resultado volviendo a la diestra para extraer otros muletazos, dejó estocada caída y tendida más dos descabellos retirándose en silencio.

El mejor presentado fue el corrido en el lugar de honor también perdió las manos al menos un par de ocasiones, mal picado y  banderilleado tuvo más que toreársele lo que no percibió el grueso de la gente. El matador le pudo y expuso con la cabeza fría, entró a matar en el momento adecuado pinchando dos veces antes de la estocada definitiva. tuvo silencio

Con menos trapío el segundo de la jornada correspondió al torero de casa José María Macías, que lo recibió con dos largas de rodillas, posteriormente lances a pies juntos ya en los medios siendo derribado el torero al ser golpeado por una pata del toro, se incorporó para llevarlo bien al caballo con chicuelinas al paso realizando vistoso quite por crinolinas buscando agradar al buscar variedad.

Brindó a la señora Serafina Zamora viuda de López Lima, una faena iniciada en el centro del ruedo con dos muletazos cambiados por la espalda de manera promisoria; el toro empezó a doblar contrario mostrando tendencia a tablas por lo que el torero le sacó partido en ese sitio dando mayor continuidad a su trasteo. Colocó medio espadazo tendido y luego uno entero que no hizo efecto teniendo que descabellar y fallando en demasía hasta escuchar los tres avisos.

Ante el berrendo cuarto de la tarde que también resultó débil, tras recibirlo con una tafallera cerca de tablas se puso de rodillas siendo arrollado salvándose de un percance, después de varas quita por navarras para luego brindar la faena al matador Rafael Ortega y su familia.

Ligó varios muletazos con la derecha perdiendo el toro varias veces las manos optando el torero por llevar más arriba el engaño, no obstante ligó naturales de buena factura que fueron lo mejor de su trasteo. El toro empezó a salir suelto prolongándose la faena y como fallo nuevamente con los aceros escuchó otros dos avisos.

El sexto se partió el pitón izquierdo al ir al caballo y de manera indebida permaneció en el ruedo; el torero continuó con una labor empeñosa sin emocionar, de pronto un aviso por el sonido informando que al morir este toro se lidiaría el sobrero por el mismo coletudo, no como obsequio sino como sustitución del que se estaba lidiando al cual mató pronto.

Salió entonces el sexto bis al que veroniqueó bien Macías además de chicuelinas rematadas con media verónica y revolera; nuevamente buscó variedad con el capote quitando por caleserinas. Brindó al público que con paciencia lo esperó y le respondió en su labor exponiendo ante este burel que presentó dificultades pero que lo entendió y terminó por cortarle una oreja.

Ficha
Huamantla, Tlax.. Plaza "La Taurina". Lleno del aforo permitido (unas 200 personas) en tarde agradable. Toros de Coyotepec, variados de presencia y juego de los que destacó el 3o., premiado con arrastre lento. Pesos: 475, 471, 540, 460, 513, 535, y 502 kilos. Ernesto Javier "Calita" (azul pastel y oro): Silencio, dos orejas y silencio. José María Macías, (salmón y oro con cabos blancos): Silencio tras tres avisos, silencio tras dos avisos y oreja. Incidencias: Después del paseíllo se rindió un homenaje póstumo a José Ángel López Lima, fallecido el año anterior. Destacó en banderillas Gerardo Angelino. El sexto toro que se partió un pitón pero no fue sustituido.






Compartir noticia



altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina