Banners
Banners

Armillita y "El Capi" se unen profesionalmente

Los dos toreros de dinastía trabajaran en esta nueva etapa

El matador de toros Fermín Espinosa “Armillita IV” y el maestro José Antonio Ramírez “El Capitán”, dieron a conocer ayer a través de un comunicado, el inicio de una relación de apoderamiento que comenzará a partir de esta fecha, lo que para los dos representa una nueva etapa profesional.

Ambos toreros de dinastía, de diferentes épocas y generaciones, pero con el mismo concepto artístico por el que han coincidido para hacer esta mancuerna, tratarán de llegar lejos en la fiesta, nacional e internacionalmente.

Desde su alternativa en noviembre del 2014, Fermín ha tenido con él a su padre, el maestro Fermín Espinosa "Armillita", quien se ha encargado de la administración de su carrera con el apoyo de distintos taurinos, y al día de hoy ha logrado sumar un total de 94 corridas de toros.

"Mi papá va a estar ahí como siempre ha estado, él es mi ejemplo, mi espejo. Mi papá para mí lo es todo. Pero yo sí necesitaba alguien que me apoyara, que diera la cara por mí, que se ilusionara, que creyera en mí también y en este caso el maestro José Antonio es el que echó para adelante. Estoy muy contento de que tengo también una persona que, además de ser una dinastía muy importante, hablamos el mismo idioma, me llena de ilusión que alguien crea en mí, que se ponga la camisa por mí", expresó Armillita IV.

Comentó que desde hace tiempo se había venido pensando en este apoderamiento, ya que El Capitán siempre ha estado muy cerca y al pendiente de su carrera

"Le brindé el toro, al que le corté el rabo, en agradecimiento y por el cariño ya que siempre ha estado pendiente de mi carrera y de ahí se dieron las cosas. Luego llegamos a un acuerdo, toreé en Teocaltiche y Jiquilpan, me acompañó y ahí cerramos lo que estamos hablando".

Dijo sentirse muy agradecido con el maestro que también esté ilusionado de llevar su carrera y emprender un camino hombro con hombro para llegar a un sitio importante en la Fiesta.

En su palmarés, el torero de dinastía hidrocálido suma hasta ahora 94 corridas, con el corte de 124 orejas, cinco rabos y conseguido un indulto, este en Chicavasco, Hidalgo.

"Estos últimos años he sentido que mi toreo ha cambiado y yo también. El concepto que me inculcaron que es lo que me gusta, ya lo puedo demostrar. Las orejas son importantes, pero torear bien, que la gente y los aficionados digan ‘oye creo que hay un torero’, eso es lo más importante y, sobre todo, que recuerden mis faenas", agregó.

Como a todos, la pandemia le cortó su buena racha ascendente que traía sumando fechas, pero poco a poco se ha ido recuperando, logrando tener tardes importantes y actualmente ligando siete corridas cortando orejas.

"Lo poco que he toreado ha sido bien, he madurado como torero, como persona, la gente ya está viendo mi concepto y me da mucha alegría que a los aficionados les da mucho gusto de verme torear. Seguiré igual cada corrida, trataré de seguir triunfando y de torear como yo lo siento, que es lo que más me importa, que la gente vea mi concepto, de expresarme y seguir escalando en esta carrera tan difícil. Que vean en mí un torero que tiene cualidades y futuro para seguir avanzando por méritos propios como profesional", finalizó.






Compartir noticia



altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina