Banners
Banners

El comentario de Juan Antonio de Labra  

"...sirvió para ratificar su jerarquía como la mejor feria de..."

La reciente Feria de Aguascalientes arrojó un balance más que positivo, no sólo por la calidad artística de varias faenas realizadas por un nutrido grupo de toreros, pertenecientes a diferentes generaciones, sino porque saltaron a la arena un ramillete de toros de nota alta, lo que también aportó calidad al espectáculo.

Al margen de la concesión de orejas, algunas más benévolas que otras, cabe destacar la emoción que se generó en la Monumental, y si no hubo entradas con una asistencia mayor de público, acorde a la importancia de determinados carteles, eso fue algo sintomático derivado de la crisis económica provocada por la pandemia.

Conscientes de la necesidad de no quedarse al margen, los toreros jóvenes mexicanos de la nueva generación dieron la cara, y mención especial merecen los triunfos de Diego San Román y Héctor Gutiérrez, además de Gerardo Adame, que ganó la "Oreja de Oro"; la contagiosa alegría de Luis David; la dinámica tauromaquia de Leo Valadez, o la enjundia de Miguel Aguilar, dejaron un grato sabor de boca.

Y si Andrés Roca Rey le puso nombre la primera parte de la feria, Joselito Adame remarcó su vitola de figura, pues además de cortar un total de seis orejas, confirmó que es capaz de llenar la plaza, lo que ocurrió en el mano a mano con Alejandro Talavante, que no tuvo suerte en el sorteo, y en la otra corrida del 7 de mayo, en un hecho a tomar en cuenta, pues consigue dividir y eso genera una sana polémica.

De los veteranos, Uriel Moreno "El Zapata" dio una gran tarde de toros con un encastado toro de San Isidro, mientras que Arturo Macías ofreció una buena dimensión en dos tardes donde hizo que gustaron a la gente, y si no tocó pelo fue por su falta de finura con la espada. No obstante, se mostró maduro y asentado, lo mismo que Arturo Saldívar y Octavio García “El Payo”, que se levantó de una cornada para venir a "Aguas", donde cuajó una templada faena y salió a hombros.

La luminosa actuación de Antonio Ferrera con el último toro de sus dos compromisos en Aguascalientes, vino a recodar aquella puerta de entrada en México que fue, precisamente, hace cuatro años en este mismo escenario, donde cautivó al público con su sentimental creatividad.

Y de las ganaderías habría que enmarcar los nombres de Rancho Seco, que envió una corrida para el recuerdo, con la que triunfó López Simón, así como del toro "Inspiración", de Tefófilo Gómez; "Candidato", de Fernando de la Mora, y "Cocinero", de Bernaldo de Quirós, como los más completos de cuantos se lidiaron a lo largo del serial sanmarqueño.

La Feria de Aguascalientes de 2022 sirvió para ratificar su jerarquía como la mejor feria de América, en la que nos hemos vuelto a nutrir de afición, entusiasmo y ganas que la Fiesta de México vaya para arriba en un instante favorable para el espectáculo.






Compartir noticia



altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina