Banners
Banners

"Estoy deseando ponerme delante": Mirabal

Retoma su carrera tras hacer cursado estudios universitarios

En el año 2006, a sus escasos nueve años, Rafita Mirabal, como se anunciaba en los carteles, irrumpió como una nueva promesa del toreo. Por ese entonces, en Monterrey conoció a Eloy Cavazos y en Aguascalientes a César Rincón, dos de sus ídolos y espejos en los que esperaba verse realizado algún día vistiendo de luces.  

Pero algo pasó…  

Luego de terminar su apoderamiento con el entusiasta Pepe San Martín, empresario que lo descubrió y apoyó en sus primeros años como becerrista y luego de haber sido alumno también de la Academia Taurina Municipal de Aguascalientes, la fulgurante carrera de Rafita, se apagó de la noche a la mañana luego de haber toreado unas 80 becerradas y festivales.

Intentó debutar como novillero, pero sufrió un accidente que le lesionó los ligamentos de la rodilla izquierda, por lo cual se vio obligado a dejar de torear un par de años, pues tardó mucho tiempo en recuperarse.  

De vuelta con San Martín, las cosas ya no se dieron bien. No obstante, Rafael siguió toreando festivales y novilladas sin picadores, hasta que debutó con caballos el 25 de diciembre de 2013, en la plaza de Cosío, en el que cortó las orejas y el rabo a su ejemplar. Y el festejo en el que se le anuncia para el sábado 3 de julio en el Lienzo Charro "El Refugio", de San Luis Potosí será, entonces, su tan esperada reaparición de luces.  

Todos estos años Rafita, ahora un joven de 25 años, los ha dedicado al estudio y casualmente este miércoles 9 de junio se encuentra presentando su trabajo final como Ingeniero en Gestión Empresarial, en el Tec Nacional de México, del campus de Pabellón de Arteaga, Aguascalientes.

"He seguido remando contra corriente, pero toreando. Ya no con la misma intensidad que empecé a remar solo como niño de 12 o 13 años, pero aquí seguimos", dijo.  

Y quien lo iba a decir que aquel inquieto niño, de cara risueña, buen conversador, sin miedo a nada, originario de un estado tan prolífico en toreros a partir de esa época, se quedara sin apoyo necesario para continuar su carrera.  

"En la actualidad es muy complicado ser torero si no cuentas con apoyo de alguna empresa, una casa de apoderamiento o una escuela taurina. Cuando era becerrista también batallaba, pero tenía a don Pepe San Martín como apoderado y me consiguió fechas, pero luego de la lesión de rodilla no pude abrirme camino. Ahora es diferente porque ya estoy formado como persona y tengo la madurez suficiente para tomar decisiones por mí mismo", comentó.

En el cartel que se le anuncia, alternará con Carlos Gómez Pezuela, de Chihuahua; Juan Francisco "El Papo", de Zacatecas, y el debut de Fernando López, de Caxuxi, Hidalgo, quienes lidiarán cuatro novillos de Marco Garfias.  

"Más que nervios tengo la emoción e ilusión por volver a vestirme de luces, por sentir la embestida del toro en el capote y la muleta y, más que nada, con un público presente en los tendidos. A fin de cuentas, he tenido oportunidades de torear en el campo, pero no es lo mismo. Torear ante un público como el de San Luis también será una prueba interesante que voy a tener", agregó.  

El novillero hidrocálido, nacido el 25 de noviembre de 1995, manifestó que de ahora en adelante volverá a retomar de lleno la profesión taurina "con las pilas bien puestas", con la certeza de que en cada festejo saldrá con la misma entrega por triunfar. Y cada vez que el público vaya a verlo torear en una plaza, buscará dejar su sello personal en la mente de los aficionados, con un toreo propio, sin imitar a nadie, pues consideró que esto es un grave problema que tienen muchos novilleros de hoy.






Compartir noticia



altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina