Despiden al doctor Juan José Zaldívar

El reconocido veterinario español murió en Zacatecas a los 87 años

El reconocido médico veterinario Juan José Zaldívar Ortega, murió ayer en Zacatecas, su segunda tierra, a la que arribó en 1982 procedente de España, para hacerse cargo del manejo de algunas casas ganaderas del estado, en las que puso en práctica sus amplios conocimientos sobre el toro de lidia.

El doctor Zaldívar tuvo a su cargo el manejo de la ganadería Huerta y Flores, entonces propiedad de los hermanos José y Víctor Huerta, así como Juan y Beto Flores, ubicada en el municipio de Villa  de Cos. Cumplida su labor, durante varios años decidió quedarse a vivir en tierra zacatecana al lado de su esposa y siete hijos, una mujer y seis varones.

Nació en Puerto Real, provincia de Cádiz, el 20 de agosto de 1933. Era egresado de la Facultad de Veterinaria de Córdoba, España, el doctor Zaldívar fue un hombre polifacético dueño de una gran cultura con un profundo conocimiento del toro de lidia. Innumerables fueron los libros que escribió en Zacatecas, no solo relacionados con la fiesta de los toros, sino también se involucró en el conocimiento de algunas tradiciones de la región.

Destacamos la colección de "Cuadernos Taurinos" (1992), la "Enciclopedia del toro de  lidia" (1991), "Las Morismas de Bracho" (1998), "Los Fundadores de Zacatecas" (1999) y un gran trabajo acerca del coso San Pedro convertido en un hermoso hotel Quinta Real, en el año 2000.

Colaboró en diarios de la capital como "Momento" y "El Sol de Zacatecas" enviando además numerosos trabajos periodísticos a España, pues se distinguió por ser un hombre estudioso que todavía hoy, seguía recopilando información y elaborando hipótesis relacionadas con su profesión.

Una de las apariciones públicas más sentidas fue aquella noche septembrina del 2019 en el auditorio "Manuel Felguérez", en ocasión del pregón taurino a cargo del filósofo francés Francois Zumbiehl, donde se le hizo entrega de un pergamino como reconocimiento a su esfuerzo, dedicación, estudio y defensa de la tauromaquia por cerca de 40 años en suelo zacatecano, donde hizo amigos y se ganó el respeto de los profesionales.

Asimismo, dedicó su vida al estudio del toro, así como a profundizar en el conocimiento científico de su psicología, bravura y, en modo especial, en la actualización de técnicas de tranquilización, anestesia y mirrelación para un trato con más adecuado hacia el ganado de lidia y la fauna silvestre.


Al doctor Zaldívar le sobreviven su viuda, doña Alicia Abreu Portillo, y seis de sus hijos, ya que hace algunos años murió el menor, Emilio David. Dadas las actuales condiciones sanitarias, el funeral tendrá lugar este domingo 17 de enero con carácter familiar y privado. Descanse en paz tan ilustre amigo.






Compartir noticia



altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina