Tres toros de nota       

Se celebró la primera corrida virtual de la Feria 66 de Manizales

La primera corrida virtual de la Feria de Manizales celebrada hoy tuvo un triunfador: Cristóbal Pardo, que indultó un toro de la divisa de Ernesto Gutiérrez, mientras que sus compañeros de cartel, Luis Miguel Castrillón (cortó una oreja a su primero) y David Martínez, se dejaron ir vivos tres toros en corrida televisada por Facebook.

Así lo refiere Jorge Arturo Díaz Reyes en su blog Cronicatoro:

Sol sobre una Monumental que vacía presenció una corrida digna de lleno. Siete toros de tres hierros. Variopintos, diversos de presencia y juego. Cada uno en el tipo de su casa. Tres de Ernesto Gutiérrez, primero bis, "Reyecito", número 271, negro, bizco, de poco cuajo, cuatreño de 512 kilos, que tomó una sola vara, embistió con amigable nobleza, mucho fondo y al final fue indultado por el presidente; el segundo, noble dulzón aplaudido y el tercero manso.
 
Dos de Santa Bárbara, el primero, bello, jabonero aplaudido de salida, lesionado y cambiado; el sexto, encastado de mucha cara y transmisión, pero áspero. Dos de Juan Bernardo Caicedo, el cuarto emocionante, codicioso muy encastado, fijo y repetidor, que se despitonó, aplaudido de salida y arrastre, manso el quinto.
 
Cristóbal Pardo no solo tuvo fortuna con el sorteo y el cambio del primero toro sino con el rumbo que les dio a sus completas faenas. La del pastueño y nada fiero "Reyecito", templada, pausada (a veces demasiado) y ligada. Seis verónicas y revolera buenas, tres delantales y otro revol para poner en suerte. Vara precisa de Adelmo Velásquez, y tres chicuelinas y larga de quite. Las caminatas fijas y humilladas del Ernesto Gutiérrez, hallaron de allí en adelante una muleta en sitio, planchada, intocada, justa y rimada. Tanto por derecha como por naturales en tandas de a seis.

Los broches oportunos, los adornos muy pocos y los desplantes respetuosos. Muy maduro y lento el victoriano. Sobraron algunos tiempos muertos y un viaje raro hacia las tablas que por poco permite al perdonado escapar de los medios. Se le concedieron las dos orejas simbólicas, pero como no las había en la plaza hubo de dar la vuelta sin ellas.
 
La faena del cuarto, la más emotiva y significante de la tarde, no fue tan generosa de capote, salvo el quite a la navarra, y el codicioso juanbernardo solo mereció un picotazo de Adelmo, pero en el segundo tercio engrandeció la precisión y verdad de Santana y "Chiricuto" que con los palos bordaron uno de los momentos memorables de la corrida. Ya, frente a la muleta que no le dejó rendija, "Gracioso" se arrancó de largo y a galope tendido queriendo comérsela.

Tres tandas derechas de a cinco, en redondo y a compás, bien rematadas, le hicieron los honores. Morro al piso, mano baja, pata firme y emoción auténtica. Los cuatro naturales fueron preciosos, engarzados a circular invertido y media docena derecha con molinete y pecho. La estocada completó. Y yo no se porque, pero me imagino, usía no le concedió sino una oreja.
  
Luis Miguel Castrillón anduvo muy aseado y hasta elegante con el poco encastado pero muy toreable segundo. Series plausibles hasta de siete, también por el pitón izquierdo para una lidia seria. El pinchazo desarmado fue argumento para la oreja nona. El rudo quinto se opuso a su honesta y prolongada porfía y se hizo invulnerable a su incierto estoque dándole los tres avisos.
 
David Martínez, puras ganas. Lo mejor, su tercio de banderillas al respetable sexto ¡Qué púas! Dos al sesgo y uno al violín todos arriba. Lo demás fue querer y no poder. Es verdad su lote fue el menos propicio, pero no lo descifró. Además, y es lo imperdonable porque para eso los contrataron, no los mató, siendo sentenciado con los seis avisos.
 
Buena y rica corrida, el fracaso así suene contradictorio, también hace parte de la Fiesta. Si se hubiese dado con público seguro que se forma un taco pese a los muchos clarinazos de castigo, nueve. Transmisión accidentada pero buena, gratuita y de agradecer. Mañana volvemos.

Ficha
Manizales, Colombia. Plaza Monumental. Primera corrida de la Feria 66, virtual, sin público. Sol y nubes. Siete toros en el tipo de su casa: Tres de Ernesto Gutiérrez (1o. bis, noble indultado; 2o., noble, aplaudido, y 3o., manso). Dos de Santa Bárbara (1o., aplaudido de salida y lesionado; 6o., encastado y áspero. Dos de Juan Bernardo Caicedo, (4o, muy encastado, aplaudido; y 5o., manso). Cristóbal Pardo: Dos orejas simbólicas tras indulto y oreja. Luis Miguel Castrillón: Oreja y tres avisos. David Martínez: Tres avisos en sus lote.

Noticias Relacionadas








Compartir noticia



altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina