Héctor Gabriel estrena apoderado

Rafael García será el encargado de representar al torero poblano

Tras unos meses de permanecer sin apoderado, el diestro poblano Héctor Gabriel confirmó que llegó a un buen acuerdo con el matador de toros en retiro Rafael García, quien a partir de la semana pasada llevará los poderes de su carrera. 

El primer objetivo que se ha trazado la nueva mancuerna es confirmar en la Plaza México su alternativa en la próxima Temporada Grande, cuando se vuelva a autorizar por parte de las autoridades de Salud, y para eso García se pondrá en contacto con la empresa.

"El matador ha apoderado a muchos toreros desde hace mucho tiempo y las cosas pasan por algo, nos encontramos en el camino, vamos a empezar un proyecto nuevo y a ver qué Dios dice. Sé que todo está en mis manos, el que tiene que dar la cara delante del toro soy yo, y él será un impulso más para mi carrera", expresó el joven matador de 24 años.

Para Héctor Gabriel no deja de ser preocupante que a tres años de que tomó la alternativa en la Acrópolis de Puebla, solamente haya toreado en diez corridas de toros.

"Tomé la alternativa el 21 de abril del 2017. Mi padrino fue el maestro Enrique Ponce, el testigo Pablo Hermoso de Mendoza, cartel soñado y plaza llena.

Triunfé el día de mi alternativa, pero después vino "un parón" de un año y medio, hasta el 12 de agosto del 2018 no vi mi primera corrida de toros. ¡Imagínate lo que pasó en todo ese tiempo…!", agregó el matador.

Cada día llamaba a las empresas con la ilusión de ser tomado en cuenta luego de su tarde triunfal de la alternativa, pero no había respuesta.

"Tenía esa incertidumbre, viví cosas muy duras porque hablaba para torear a todos lados con los empresarios, los ganaderos me apoyaban mucho para seguir preparándome, pero desgraciadamente no toreé ninguna corrida de toros en todo ese tiempo.

Mi primera corrida aquí en México fue en Teziutlán, en una feria torista, con una corrida muy seria y grande de la ganadería de Tenexac, al lado de El Payo y la despedida del maestro Federico Pizarro".

Cuenta que esa tarde todos pensaban que su actuación iba a ser un petardo porque no había toreado nada en tanto tiempo y menos aún poderle al serio encierro ese día.

"Al final fue una tarde soñada, una tarde de tres orejas y desde ese día para la gente solo he toreado estas 10 corridas de toros", dijo.

Héctor Gabriel es uno de estos nuevos toreros quienes a pesar de haber demostrado buenas cualidades tienen que ‘calentar la banca’, como se dice en el futbol, en opinión de las empresas. Sin embargo, su fe está intacta y anhela compartir cartel con sus compañeros del momento y ‘partir el queso’ junto con ellos.

"Te voy a ser muy sincero, esto es un proceso que todos tenemos que pasar, hay que vivirlo y tomarlo con mucha madurez. Yo creo que será muy injusto pensar en decepcionarse o desilusionarse.

Todos los toreros que está funcionando se lo han ganado y yo creo que estoy en ese proceso de ganarme las cosas, de estar con toda justicia y a toda ley en esos carteles, soy el primero que lo desea", señaló.

A sus 24 años recién cumplidos el 15 de mayo, Héctor Gabriel manifiesta que tiene muchas metas e ilusiones qué cumplir en su carrera.

"Todos los días me levanto con una ilusión tremenda para entrenar, para buscarme algún tentadero, un toro y estar lo más preparado posible y tomar este crecimiento con mucha maduración.

Sé que cuando se reactive todo esto y vea las oportunidades, voy a luchar por un puesto y poder ganarme mi meta principal que tengo hoy en día y que es poder confirmar mi alternativa en la Plaza México".

En estos meses de confinamiento, Héctor Gabriel ha salido con todas las medias necesarias a los tentaderos, pues es la única forma de seguirse preparando como lo hacen otros deportistas de alto rendimiento.

"Todo este periodo de la pandemia la verdad que lo he llevado con todo el mayor profesionalismo posible, porque es un tiempo muy duro, difícil y muy delicado para todo el mundo esto que está pasando.

Sin embargo, yo no puedo dejar a un lado mi profesión, lo que soy y para lo que vivo. La verdad que me he estado preparando como nunca, ha sido una preparación extraordinaria, soñada porque gracias a Dios hay muchísimo que torear en el campo, llevo ya un buen número de toros lidiados y muchísimos tentaderos también. Hasta el día de hoy prácticamente todas las semanas no ha habido una sola que no haya ido al campo y que no les haya visto la cara a toros muy serios", finalizó.






Compartir noticia



altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina