Silveti y Rivera cortan oreja en Tlaxcala       

En el marco de la Corrida Navideña en la plaza "Ranchero" Aguilar

Tanto Diego Silveti como Gerardo Rivera se llevaron una oreja en la Corrida Navideña, celebrada la tarde de este domingo en la plaza Jorge "Ranchero" Aguilar de la ciudad de Tlaxcala, donde Jerónimo fue primer espada y escuchó palmas.

La inercia navideña de buena voluntad e iguales deseos se prolongó esta tarde en el bello coso tlaxcalteca, haciendo que el público pasara por alto la escasa presencia de varios bureles como el de Cuatro Caminos lidiado en segundo lugar y que correspondió a Diego en primer término.

Sus aseados lances de capa fueron insuficientes para entusiasmar a la concurrencia, que apreció en cambio el buen desempeño de Juan Ramón Saldaña en la brega. A este burel como a varios se le pasó con dos pares de banderillas, tras lo cual Diego realizó una faena bien estructurada que remató de estocada y ser premiado con una oreja.

Bien presentado fue su segundo procedente de la ganadería de Magdalena González, devuelto indebidamente por huir de los capotes en un principio pero que luego fue al engaño de Juan Ramón creemos que debió haber sido picado y pudo haber dado una lidia interesante.

En su lugar salió uno de Rancho Seco cornicorto y sin pizca de emotividad, al que Diego le realizó faena de trámite y luego pasó fatigas con el estoque terminando su labor en silencio.

También se llevó un apéndice Gerardo Rivera del cierraplaza, ejemplar de García Méndez al que toreó a la verónica con suavidad abriendo el compás y a pies juntos, su quite por navarras de poco asentamiento fue seguido de dos buenos pares de banderillas.

Con disposición y entendiendo mejor las condiciones de este toro desarrolló su faena ante el interés de la gente, en su deseo de agradar toreó al final por manoletinas de pie y de rodillas. Señaló un pinchazo antes de estocada caída y se le concede la oreja.

Le correspondió el mejor de la tarde de Magdalena González al que ovacionaron en el arrastre, desafortunadamente Gerardo no le halló la distancia siendo evidente que el toro se hizo el amo y el público se metió con el torero, al final hubo leves palmas.

Tratando de sujetar al primero de la tarde Jerónimo empleó algunos minutos pues el anovillado burel resultó descastado y aunque le hizo bien las cosas no transmitía, logró algunos buenos muletazos de poca continuidad. Escuchó palmas tras matar de pinchazo y estocada.

A la hora que salió su segundo los espectadores estaban más descontentos y protestaron con mayor fuerza, encima de eso el burel perdió las manos muchas veces mientras las protestas arreciaban;  poca fue la respuesta a los esfuerzos del torero que terminó está labor  en silencio.

Ficha
Tlaxcala, Tlax. Plaza Jorge "Ranchero" Aguilar. Corrida Navideña. Dos tercios de entrada en tarde templada. Dos toros de Cuatro Caminos, dos de Magdalena González y dos de García Méndez, en su conjunto escasos de presencia y juego destacando el primero de Magdalena González (ovacionado en el arrastre) Pesos: 475, 480, 465, 470 , 470 y 470 kilos. Jerónimo (azul rey y oro): Palmas y silencio. Diego Silveti (lila y oro): Oreja y silencio. Gerardo Rivera (sangre de toro y oro): Palmas y oreja. Incidencias: Se examinó el picador Carlos Domínguez y destacó en la brega Juan Ramón Saldaña.

Banners




Compartir noticia


Banners

altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina