Cartagena sale a hombros en Tlaquepaque       

Tres orejas en la espuerta fueron el pasaporte para el reconocimiento

La más brava de todas las fiestas tiene siempre una lección para quien deja de serle fiel, los que no asistieron, se han perdido de una agradabilísima tarde de toros. Un triunfo –más– del caballero Andy Cartagena, una interesante faena de Julio de la Isla, y una de las mejores estocadas que he visto en los últimos tiempos: la de Arturo De Alba al toro que cerró plaza.

Y las bondades del toreo, también se reservan para aquellos que asumen el profesionalismo a carta cabal. Es el caso del caballero en plaza de ésta soleada tarde, sin agobios y sin viento.

El público que sí asistió a la recoleta plaza tlaquepaquense estuvo de dulce. El primero de la tarde de San Constantino –un toro serio– abanto y tardillo para enterarse, no fue obstáculo para la entrega de Cartagena. Se metió a los terrenos del toro y realizó piruetas que emocionaron al respetable, con el morito cosido a la cabalgadura. Y cómo no.

"Carterito" en un giro se lastimó la pata derecha, mas su bravura lo mantuvo a flote, Andy Cartagena mostró su impecable doma, al hacer que su cabalgadura en el mismo sitio saltara en las cuatro patas, y lanzara hacia atrás las mismas. La ovación fue unánime, clavó rehiletes al violín, cortas muy ceñidas, así como un par a dos manos. La estocada fue certera al primer intento, lo que le mereció el primer trofeo.

El segundo de su lote fue "Rodin", otro excepcional toro de San Constantino: un cárdeno claro, nevado y bravo, que exigió al rejoneador, pero que desde los primeros compases, se vio a leguas que –al igual que los parroquianos– lo disfrutaba a plenitud. Emocionó a la plaza toreando de costado, mientras alternaba los lados dejándose llegar mucho al precioso ejemplar. 

Pudimos ver un aplaudido quite por faroles de pie, de Mirafuentes De Anda, no faltaron las celebradas "alzadas", ya con banderillas lucieron toro y caballero; sobre todo en un garapullo, que más pareció de Calafia que al violín. La estocada fue en el mismísimo hoyo de la agujas y de efectos fulminantes. Dos orejas, por supuesto.

Cuanto recuerdo a un chaval, alumno de la Academia Taurina de Guadalajara, con una pecha, formas y andares gitanos en el ruedo, ya matador de toros, Julio de la Isla parece hoy estar en el camino de retomar ese toreo de buen gusto. Al primero de su lote le hizo muy bien las cosas. 

Lo entendió desde los lances de brega recibo, hasta una faena derechista, que no fue por ambas manos, porque el de La Concepción no estaba para la zurda, destaco un trincherazo. Agotado el toro, se tiró el oriundo de San Pedro encima de un toro parado, para dejar media delanterilla y tres golpes con la de cruceta. Escuchó un aviso, más la ovación del público que le llamó al tercio.

El segundo de su lote, de Lucila Franco, herrado Cerro Viejo puso a prueba las dotes de lidiador de Julio. "Milagrito" era violento, echaba las manos por delante, pero el torero no se amilanó, lo entendió, siempre le bajó la mano –con lo que eso implica– hasta que el toro entendió que se trataba de humillar.  Se recreó De la Isla con entrega, para sepultar una entera… bajita, pero que fue muy apasionante la forma en que realizó la suerte. Una justa oreja.

Arturo De Alba, hoy nos ha emocionado con un estocadón hasta las cintas, realizada, como dicen que dicen los cánones más exigentes. Los efectos fueron contundentes y rodó el toro patas para arriba, por lo que los pañuelos blanquearon los tendidos. Cómo disfrutamos la plaza entera. Nadie se movió, hasta que el torero completó su triunfal vuelta.


Ficha
Tlaquepaque, Jal.- Plaza "El Centenario". Media entrada en tarde agradable. Dos toros de San Constantino (1o. y 4o.) para rejones, dos de Cerro Viejo (2o. y 3o.) y dos de La Concepción (5o. y 6o.). bien presentados y de juego variado, entre los que destacó el 4o. que recibió el arrastre lento. Pesos 590, 455, 460, 480, 445, 470 kilos. El rejoneador Andy Cartagena: Oreja y dos orejas. Julio de la Isla (azul noche y azabache): Ovación tras aviso y oreja. Arturo de Alba (catafalco y azabache): Ovación tras aviso y oreja. Incidencias: Se guardó un minuto de silencio a la memoria del matador Alfonso Lomelí que falleció en días pasados.






Compartir noticia



altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina