Efemérides: Confirmación de Manolo

Ocurrió hace medio siglo de manos de Santiago Martín "El Viti"

Hoy se cumplen 50 años de que Manolo Martínez confirmó su alternativa en España, en la plaza de Las Ventas de Madrid, el 22 de mayo de 1970, delante del toro "Santanero", de Baltasar Ibán, al que le tumbó un apéndice, teniendo como padrino a Santiago Martín "El Viti" y en presencia de Palomo Linares.

La prestigiosa revista española "El Ruedo", narró así aquella histórica tarde de Martínez en el máximo coso del orbe:

"La faena fue torera y adorna con destellos originales. Muy buenos los pases para doblar y quebrantar al toro y los tres naturales primeros ligados al de pecho. Un poco más despegadillo en la serie con la derecha y vuelve al buen terreno en espléndidos naturales con remate trincherilla y el de pecho. 

Redondos con un original giro a la inversa  —no conozco el nombre del adon en la lexicografía azteca—, pase alto  con cambio, para uno garboso de peccho y refrendo final de media estocada de buena calidad. Dobla el toro en tablas y Manolo corta la oreja del toro de su alternativa".

Nacido en la ciudad de Monterrey y sobrino nieto de Venustiano Carranza, Manuel Martínez Ancira llegó a la alternativa con el bagaje de 34 novilladas toreadas, todas en el lapso de un año luego de debutar formalmente como novillero el 1 de noviembre de 1964, en la plaza "La Aurora", de Ciudad Nezahualcóyotl.

Su presentación como novillero en la Plaza México fue la tarde del 20 de junio de 1965, coso en el que viviría un largo romance a través del tiempo, ya como matador de toros.

Recibió el doctorado el 7 de noviembre de 1965, en Monterrey. Aquel día, el gran Lorenzo Garza le cedió los trastos, mientras que Humberto Moro atestiguó la ceremonia. El toro de la alternativa llevó por nombre "Traficante" y pertenecía a la ganadería de San Miguel de Mimihuápam.

Manolo cuajó una faena bien estructurada y en la que dejó sus cualidades toreras, trasteo que le valió para cortar una oreja. La cruz del toreo la vivió delante de su segundo, pues le propinó una cornada grande en el muslo izquierdo, la primera de su trayectoria como matador de toros.

Confirmó la alternativa en este escenario de Insurgentes el 12 de febrero de 1967, en un cartel con Juan García "Mondeño" y Mauro Liceaga, ante el toro "Cid", de San Miguel de Mimiahuápam.

A lo largo de su trayectoria como matador, en la que se consolido primera figura del toreo y mandón de la torería nacional, Manolo Martínez actuó en 1344 corridas. De éstas, 91 fueron en la Plaza México, coso en el que paseó 81 orejas y 10 rabos, de acuerdo con los datos recogidos por el bien recordado Luis Ruiz Quiroz.

Conocedor preciso de los terrenos y dominador de la técnica, así como del comportamiento de los toros y dotado de una gran personalidad, dividió siempre las opiniones generando polémicas en torno a su figura. Su última tarde fue el 4 de marzo de 1990, en la Plaza México, en un mano a mano con Jorge Gutiérrez.

Muchas son las faenas que se recuerdan del maestro Manolo Martínez, que después triunfó también como ganadero. Murió el 16 de agosto de 1996, a los 50 años, en la Jolla, California, Estados Unidos, donde permanecía internado en una clínica debido a problemas hepáticos.






Compartir noticia



altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina