Banners
Banners

"Esto lo soñé desde pequeño": El Zapata

Comenta sus sensaciones sobre su reciente tarde en el coso capitalino

Soñar despierto. Ese admisible juego de palabras que desde niños hemos tenido alguna vez, "soñar en llegar a ser"  y para los toreros "soñar en salir a hombros", se hizo realidad para Uriel Moreno "El Zapata"  el torero que a la mexicana logró unificar para sí el grito consagratorio de ¡torero, torero!, una vez más el domingo en La México.

Ya lo dijo en alguna ocasión el atleta estadounidense Jesse Owens, medallista en Juegos Olímpicos: “Todos tenemos sueños. Pero para hacerlos realidad, se necesita una gran cantidad de determinación, dedicación, autodisciplina y esfuerzo”.

Y El Zapata bien que lo ha aplicado.

Cortar tres orejas en una tarde y mostrar que su variedad interpretativa delante de los toros puede deleitar a los aficionados, es estar en gracia de Dios, a la espera de ser incluido en las Corridas de Aniversario.

"Dar la vuelta al ruedo luego de cubrir el tercio de banderillas y escuchar ese grito de ¡torero, torero!, son de los momentos en que sueñas desde pequeño, desde cuando te llevaban a conocer la plaza y de que ya desde entonces visualizas en tu mente estar ahí. Uno de los sueños que tienes es que la gente te grite esas mágicas palabras y eso es maravilloso. Cuando se van cumpliendo los sueños y la metas se van cumpliendo, no te cambias por nada del mundo", expresó el torero de Apizaco.

Uriel está consciente que un triunfo en la México hace que todo mundo hable bien de ti, pero un fracaso hace que nadie, después, se acuerde de ti.

"Para mí, siempre lo he dicho, es que la Plaza México es la bolsa de valores anual donde muchos toreros se van a la alza. A los que por "x o y" razón no nos vaya bien, el año no sería tan redondo como si hubieses triunfado. Por eso es importante puntuar en las plazas de primera como La México".

En su dilatada carrera de 24 años como matador de toros y siete más como novillero, El Zapata ha tenido una constante de triunfos en el las plazas del país y en muchas tardes ha justificado su presencia en el coso de Insurgentes con sonados triunfos.

"La tauromaquia de El Zapata ha madurado. Ya no soy ese matador que antes confundía la rapidez con las ganas, lo entiendo y es normal, pero eso venía del deseo de por no tener ningún parentesco con el tema taurino, de triunfar o triunfar a como diera lugar. Hoy toda mi preparación que hago es pensando en las tardes importantes, sabiendo que hay seis o siete tardes que son puntuales en las principales plazas del país como Aguascalientes, Monterrey, León, Guadalajara, Querétaro, San Luis, por eso todo lo haces pensando al levantarte en “esa tarde importante”, sucedió ayer en La México", dijo.

De pronto no recuerda si ya alguna tarde había cortado tres orejas en esta plaza, lo que sí recuerdo es que alternando con Manolo Mejía, ante una corrida de El Colmenar, cortó varios apéndices pues de ello dan fe las dos cabezas disecadas de eso toros que tiene en su finca en Tlaxcala.

De la tarde bulliciosa y trepidante del domingo en la que le cortó una oreja a "Señorito" y las dos a "Gitano", de Pozohondo, dijo que éstos se prestaron para hacer su toreo.

"Al final siempre cuando un toro deja mostrar tu tauromaquia eso es algo muy bueno. Los dos toros del domingo me dejaron mostrarme, que fue lo más importante. Como ese tema es muy subjetivo ya que para unos será muchos más buenos y para otros será menos bueno, lo importante es que los dos dejaron mostrar la tauromaquia de El Zapata y lo importante es que pude matarlos. Las grandes figuras del toreo han sido grandes matadores de toros", precisó.

Y vaya manera en la que hundió la espada en el segundo de su lote, con una vuelta casi gimnástica, con giro mortal al frente.

"Hay toros en los que no te puedes permitir el lujo de pincharlos. No es permisible, sobre todo cuando tienes en tus manos el triunfo en una tarde tan importante. Son los momentos en los que tienes que tener determinación y apostarle a todo".

Ya lo había dicho antes Jesse Owens: "… se necesita una gran cantidad de determinación, dedicación, autodisciplina y esfuerzo". Ahora se le espera a El Zapata en alguna de las corridas para las que todavía hay un puesto vacante.

"Lo que yo tenía que hacer como torero y con la responsabilidad de asumir como tal, de cortar tres orejas, ya lo hice… lo demás dependerá del apoderado y que llegue a un buen acuerdo con la empresa, pues a mí me encantaría regresar a la Plaza México antes de que concluya esta Temporada Grande", finalizó.

Noticias Relacionadas








Compartir noticia



altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina