Banners
Banners

El comentario de Juan Antonio de Labra  

"...una reacción positiva ante esta situación que detonó Garza..."

La huelga de hambre emprendida por Lorenzo Garza Gaona en días pasados, no le valió para conseguir su objetivo, que era confirmar la alternativa en la Plaza México durante la presente Temporada Grande a la que todavía le queda mucha cuerda.

Sin embargo, su estoico gesto sirvió para sacudir conciencias, y de ello deben estar muy agradecidos sus compañeros más humildes, los desvalidos, los que viven atenazados a diario por la desesperanza y la falta de contratos.

El ciclo de oportunidad anunciado por TauroPlaza México y Espectáculos Taurinos de México, ha sido una reacción positiva ante esta situación que detonó Garza, quien debe sentirse realizado al haberse convertido, de manera fortuita, en un líder moral que representa los intereses de muchos matadores que viven en el olvido y la marginalidad.

Desde luego que no sería sano que las empresas caigan en un paternalismo malentendido, aquel que pretende ser políticamente correcto y brinda oportunidades a cualquiera por el simple hecho de no habérselas dado con anterioridad, sino que consideren a los toreros que verdaderamente tengan documentado su empeño, que justifiquen su lucha, como Lorenzo, y demuestren que han triunfado delante del toro.

A ver si con esta importante iniciativa, otras empresas se favorecen y también dan oportunidad a esos toreros que sean rescatados de esta repesca forzada por las circunstancias. Porque lo suyo sería que los promotores taurinos tuviesen una visión a mediano plazo, a fin de fortalecer el surgimiento y consolidación de los nuevos valores prácticamente desde la etapa novilleril.

Se trata de una asignatura que todavía está pendiente si se hiciera una estrategia más planificada, sobre todo de aquellos que tiene la posibilidad de realizar una programación eficaz dependiendo el número de festejos que celebran al año.

No sería bueno para la Fiesta de México que se diera un estancamiento como el que hubo a mediados de los noventas, cuando comenzaron a despedirse los hijos de las grandes figuras, y eso dio paso a un largo período en el que sólo brillaron los nombres de Eulalio López "Zotoluco" y Rafael Ortega.

Entre esa época y la que hoy día capitanea Joselito Adame, hubo varios años de sequía. Y de esta última década hacia el futuro, existen elementos suficientes para que la positiva inercia de ese relevo no se detenga.

Ahí están toreros como Sergio Flores, Luis David o Leo Valadez como ejes de la nueva generación, y novilleros punteros de la talla de Miguel Aguilar, Sebastián Ibelles, Diego San Román o Isaac Fonseca, para los que es preciso abonar el terreno y que cada vez más público los conozca y ellos proyecten sus carreras hacia adelante.

Banners




Compartir noticia


Banners

altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina