"Ser jefe de torileros es mi vida": Jorge Peniche

Comenta sobre el oficio que ejerce en la Monumental Mérida

La vida no ha sido fácil para Jorge Carlos Peniche Torres, pero la afición desmedida que siente por la fiesta de los toros lo ha llevado a convertirse en un personaje muy importante en la tauromaquia de Yucatán. Ya que ocupa el puesto de jefe de torileros en la Monumental Mérida desde la temporada 2016-2017, que es cuando entra la empresa Toros Yucatán.

"Que te puedo decir, la fiesta brava lo es todo para mi, antes que nada soy aficionado y asistía a los festejos taurinos que se realizaban en la Plaza Mérida, desgraciadamente pasé por momentos difíciles en mi vida personal, ya que me divorcié en 2008 de mi esposa tras más de 20 años de casado, pero la vida es así, y hay que mirar para adelante", comentó. 

A raíz de mi situación, encontré en los toros un bálsamo para mi vida personal, los toros representan mucho para mí, soy aficionado de hueso colorado como dicen, y me acerqué en 2009 a Henry Abán Cetina, quien era el guardaplaza de La Mérida, y le pedí una oportunidad para entrar al equipo de torileros del Coso de Reforma, y me puso a prueba, gracias a Dios y a mi trabajo lo convencí con mi trabajo, recuerdo que me dijo aquí hay que tener valor, con los toros no se juega y en verdad tenía razón, me fajé como los buenos y me quedé como torilero", expresó. 

Jorge Peniche fue invitado a participar como torilero desde que se llevó a cabo la primera corrida de toros en el Coliseo Yucatán el 1 de noviembre de 2014, una tarde en la que actuaban Ignacio Garibay, Joselito Adame, Diego Silveti, y Michelito Lagravere, con ocho toros de La Estancia. El triunfador fue Ignacio Garibay al cortar la única oreja de la tarde. 

"En el Coliseo Yucatán tuve una buena participación, y la gente participó conmigo lo hizo muy bien, nos acoplamos bastante, desgraciadamente sólo se dieron cinco festejos en ese inmueble, y ya no se dieron más, quizá la gente no lo sintió muy taurino y por lo retirado de la ciudad", explicó.

La empresa Toros Yucatán que dirigen los señores Alberto Basulto Soberanis y Alberto Hagar Goff, entraron como empresa a la Plaza Mérida en la temporada 2016-2017, y en esa temporada se da la llegada de Jorge Peniche como jefe de torileros en el Coso de Reforma. 

"Cuando la empresa Toros Yucatán entra a la Plaza Mérida en 2016 el guardaplaza Henry Abán, abandona la plaza de toros sitio en el que vivió desde su nacimiento, sus razones tendrá, pero lo que sí puedo decir es que le aprendí mucho a Henry Abán, él me dio la oportunidad de conocer el oficio y soy una persona agradecida, lo que soy es gracias a Henry Abán", expresó.  

"Entonces es cuando el señor Alberto Hagar Goff de la empresa Toros Yucatán, me ofrece el cargo de ser jefe de torileros de la Plaza Mérida, y acepté con gusto, se de la responsabilidad que conlleva, pero mi afición hace que lo realice con gusto y profesionalismo, ser jefe de torileros es mi vida entera y una gran responsabilidad que asumo, soy un afortunado con la vida", comentó. 

Y es que ser jefe de torileros tiene mucha responsabilidad, los trabajos empiezan desde antes de iniciar la temporada, durante la temporada y al final de cada temporada. La responsabilidad de uno siempre trae buenos resultados y con Jorge Peniche no es la excepción.  

"Sí, el trabajo comienza antes de la temporada, hay que arreglar los toriles, revisar las puertas, engrasarlas y ver que queden funcionales para que cuando llegue el primer encierro no se tengan problemas a la hora de apartar los toros o entorilar a la hora del sorteo", expresó. 

"Todo el equipo de torileros que participa conmigo es muy importante, desde Luis Pech, Luis Aguayo, Vicente Molina, Jorje May, Cholul, por mencionar algunos, en fin todos son parte del equipo, ya que trabajamos en conjunto, estoy contento con el equipo que tengo", comentó. 

Aunque en estos momentos se viven tiempos difíciles por la pandemia que vivimos ocasionada por el corinavirus, todo volverá a la normalidad en un tiempo no muy lejano y todos los aficionados regresaremos a las plazas a presenciar los festejos taurinos. 

"Soy un afortunado en la vida, para mi ser jefe de torileros es algo que nunca imaginé, pero que lo llevo a cabo con toda la pasión y responsabilidad que tengo, no sé cuánto tiempo esté la empresa Toros Yucatán en la Plaza Mérida, pero lo que sí te puedo decir es que mientras Dios me preste vida y salud seguiré con mucha pasión como jefe de torileros del Coso de Reforma", concluyó. 






Compartir noticia



altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina