Banners
Banners

El hombre propone, Dios dispone…        

Donde el hidrocálido Miguel Aguilar ganó el trofeo "Manuel Capetillo"

Claro que el hierro anunciado ilusionaba: Los Cues, materia prima de hartos triunfos en la historia de la fiesta mexicana; hoy no pudo ser. Equilibrados de romana, finos de lámina –excepción hecha del que sustituyó al inválido cuarto– y bien puesta por delante, por qué no íbamos a estar optimistas. Igual que la terna anunciada.

La tarde estuvo llena de momentos artísticos, pero tanto el potosino José Sainz, como el queretano Juan Pedro Llaguno dejaron ir los trofeos por sus fallos con la toledana. No así el aguascalentense Miguel Aguilar, quien tanto por su entrega, como por un estocadón a toro parado que deletreó al sexto, le merecieron el único apéndice de la tarde y llevarse a casa el trofeo "Manuel Capetillo" que lo convierte en el triunfador novilleril de 2019 en Guadalajara.

José Sáinz está convertido en un consentido de Guadalajara, y él se entrega a tope. Al primero de la tarde lo recibió de capa con verticalidad, fijeza de plantas y temple –a pesar del desarme, con la muleta, en el centro del anillo se rebosó en momentos con un novillo al que había que esperar mucho, sobre todo por el lado izquierdo.Concluyó su labor con toreo por la cara que los tapatíos aprecian y aplauden, dejó un espadazo hasta las cintas, pero de no buena colocación, la afición le llamó al tercio.

El cuarto de la tarde, segundo de su lote hubo de ser sustituido con acierto por el H. Juez Alfredo Sahagún, por otro del mismo hierro, un toro zancón, corto de cuello. Imposible que humillara. Exigua materia prima.

A Juan Pedro Llaguno, le correspondió por delante un bonito cárdeno, pero limitado de energía. A pesar que rebrincaba por lo mismo, Llaguno le plantó cara con el capote y con la franela se enredó en el centro del ruedo con series de calidad. Remató por manoletinas de mucha quietud, el clímax fue una serie rematada con cambio de mano que fue ovacionado. Mal con la tizona escuchó un aviso.

Destaca en el quinto su labor con los palitroques, particularmente en el tercer par iniciado con un quiebro, galleo y un par en todo lo alto, con los pitones en el pecho. Los tendidos se pusieron en pie para ovacionar al queretano. Con la muleta no bajó la expectación. Le aguantó con firmeza, pero de nuevo escuchó un aviso del palco, por sus fallos con la espada.
 
"Conquianero", primero del lote de Miguel Aguilar fue un novillo muy áspero y que tendió a quedarse corto por ambos lados. El de Aguascalientes se entregó y lo despacho al primer intento.

Su triunfo llegó con el sexto, breve con la capa cuajó unas gaoneras de piel chinita, de tan quiete y embraguetado. Aguilar le hizo un oportunísimo quite a Diego Bricio, quien había caído peligrosamente en la cara del novillo cuando tropezó al colocar al novillo en banderillas. 

Miguel recibió al morito con una par de cambiados por la espalda que hizo estallar una ovación. Vendría una faena, que si bien no fue de finura, la entrega fue total. Concluyó con la estocada de la tarde –a toro parado– y el corte de la oreja que lo convirtió en el triunfador.

Para el domingo próximo anuncia la empresa a las 4.30 pm, dos toros de Venta del Refugio para el rejoneador Diego Ventura, y cuatro de La Estancia, para Luis David y Leo Valadez.


Ficha
Guadalajara, Jal.- Plaza "Nuevo Progreso". Un cuarto de entrada.  Novillada de triunfadores. Seis novillos de Los Cues y un sustituto (4o.) de la misma ganadería, bien presentados y de escaso juego. Pesos: 420, 460, 465, 450, 455, 430, 470 kilos. José Sainz: (azul rey y oro): Ovación y silecio. Juan Pedro Llaguno: (turquesa y oro): palmas tras aviso y silencio tras aviso. Miguel Aguilar (perla y oro): palmas tras aviso y oreja. Incidencias: Miguel Aguilar ganó el trofeo "Manuel Capetillo" que lo acreditó como triunfador de la temporada.






Compartir noticia



altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina