Banners
Banners

Gutiérrez apunta dos orejas en AGS       

Y salió a hombros tras una faena a un ejemplar de regalo

La afición de Aguascalientes no terminó por entrar a la centenaria plaza San Marcos, donde se pronosticaba una tarde interesante ante un cartel de máxima expectación, al contar con toreros punteros del escalafón menor, y ante la presentación  de la naciente ganadería de Santa Inés, sin embargo, tal vez por la amplia oferta de espectáculos que se llevan a cabo en diversos puntos de la ciudad, no pudimos ver llena nuestra plaza. 

Héctor Gutiérrez es un torero consolidado, cuenta con bastantes argumentos para dar un paso más en su carrera, se le nota preparado y me permito utilizar la expresión "sobrado" para ponerse delante de los novillos, y así anduvo, mientras su primer novillo recorría el redondel, el se paró en los medios para torear por verónicas.

Firme como soldadito de plomo, pegó los primeros muletazos, eso si, con bastante suavidad para evitar que el de Santa Inés cayera al albero, pues acusaba debilidad, los mejores momentos los extrajo al natural aprovechando que el astado acometía al engaño, exponiendo ante los constates parones, una faena equilibrada que fue finalmente malograda con la espada. 

Con su segundo mostró disposición en todo momento, incluso alargó un poco la faena en ese afán de conseguir algo, poniendo los muslos como carnada, propuso, pero el novillo se indispuso. Con el astado de regalo procedente de la dehesa de Villa Carmela, el cual tuvo buena calidad y trasmisión, es importante mencionar desde luego que había una muleta de oficio, que a la brevedad supo tomar las distancias adecuadas.

Toreo largo y de mucha profundidad, Gutiérrez deleitó a los aficionados que permanecieron en la plaza, mientras descendía la temperatura ambiente subía la intensidad de su faena, tandas que entusiasmaron por de más a la afición que estaba deseosa de ver triunfar a sus toreros, de tal manera que se conjugaron "Huizache" y Gutiérrez, para crear un autentica obra de arte, la cual fue premiada con dos orejas. 

Eduardo Neyra fue el triunfador absoluto en la lidia ordinaria, desconocido para algunos y para otros más un novillero triunfador de varios cosos de la república, pero claro que habría que justificar su inclusión en el cartel, y él joven no defraudó, cumplió cabalmente. 

Con su primero realmente no tuvo tela de donde cortar, pese a ello se amarró los machos y a "tragarle", al grado de que su compañero Héctor Gutiérrez estuvo muy pendiente de él durante el desarrollo de la lidia, una buena ejecución de la suerte suprema, al final la gente le agradeció el esfuerzo. Aún le quedaba una carta en toriles, y de rodillas intentó el toreo a la verónica sin que el de Santa Inés acudiera, después un ceñido quite por gaoneras. 

Dicen que de rodillas solo para ir a misa, pues no, Neyra lo hizo y en los medios ligó una tanda por derechazos, que prendió los ánimos de la afición, y ahora vimos la faceta del toreo estético, toreo largo, de suavidad, toreando de nota alta por naturales, ¡si señor!, la faena estaba hecha, y aunque el ejemplar no cedió ante la estocada entera de Neyra, quien se vio en la necesidad de recurrir a la espada corta, acertó al primer viaje, los pañuelos blancos aparecieron agitados clamando el corte de la oreja. 

Miguel Aguilar un torero muy querido en su tierra, dio a su manera un pequeño pero emotivo homenaje a su hermano el matador Mario Aguilar (Q.E.P.D.), nombrando sus novillos como "Todo por Ti" y "Siempre Juntos", una tarde que seguramente brindó a él, pero que aún así disfrutamos los presentes. 

¡Pero que manera de torear por verónicas! verdad y suavidad, como dice una canción: "Qué bonito cuando te veo ahí…", luego fue empalado al intentar realizar un quite, se incorporó para pegar una chicuelina. Comenzó doblándose con el de Santa Inés, que terminó por brindar dos tandas por el derecho, luego desarrolló sentido y se paró. 

Con su segundo, un ejemplar deslucido y que acusó debilidad, Miguel se plató en un palmo de terreno para intentar extraer algún muletazo, por aquí, por allá, y nada al final, eso si, quedando de manifiesto que es un torero todo pundonor.

Tal vez su actuación había quedado firmada, a veces los regalos están de más, no hace falta el corte de orejas para demostrar las condiciones que se tienen, como es el caso de Miguel, pero hubo un regalo que decidió su administración, proveniente de la misma ganadería que hasta ese momento no había obtenido la fortuna deseada.

Algunos pasajes interesantes, tomando en cuenta que el astado duró poco pero Miguel mimó y haciendo las cosas de manera limpia, consiguió algunos buenos muletazos que de nueva cuenta dejaron ver su exquisita manera de interpretar el toreo. 

El corte de orejas de esta novillada no refleja lo que demostraron los toreros, pudieron ser más, pero esto simplemente fue una situación circunstancial. 

Ficha
Aguascalientes, Ags.- Plaza "San Marcos".  Tres cuartos de entrada en tarde agradable. Novillada de Las Calaveras. Siete novillos de Santa Inés y uno de Villa Carmela (7o) 7o. y 8o. como regalo, entre los que destacó el 7o. por su buen juego. Héctor Gutiérrez (sangre de toro): Silencio, palmas y dos orejas en el de regalo. Miguel Aguilar (obispo y oro): Ovación y vuelta y palmas en el de regalo. Eduardo Neyra (malva y oro): Silencio tras aviso y oreja. Incidencias: El Centro Taurino México-España entregó un reconocimiento a Héctor Gutiérrez que lo acreditó como triunfador de la temporada novilleril de la plaza "San Marcos", 2019. Por otra parte, destacaron en banderillas Eduardo Noyola, en el 1o. y 5o de manera respectiva, mientras que Jonathan Prado hizo lo propio ante el 5o. y 7o. y Cristian Sánchez delante del 6o.






Compartir noticia



altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina