Banners
Banners

Ginés Marín corta tres orejas en AGS        

Tras realizar faenas a ambos toros y salir a hombros esta tarde

El matador jerezano Ginés Marín ha tenido una tarde redonda, y de no ser por el pinchazo con el segundo de su lote, bien pudo llevarse en la espuerta un total de cuatro orejas, teniendo un balance positivo, así como algunos de los astados lidiados la tarde de hoy, procedentes de la divisa de Villa Carmela. 

Con su primero tuvo un vibrante saludo capotero, lances a pies juntos y luego quite por chicuelinas para rematar de muy buena manera con una media caracolina. 

Luego del puyazo, Ginés realizó un quite por saltilleras el cual tuvo eco en los tendidos. En un alarde de valor, se dirigió a los medios para dar inicio su faena con ayudados por alto. El de Villa Carmela tenia fijeza y nobleza, pero muy justo de fuerza, le costaba mucho desplazarse.

Bastaron dos tandas para que la gente se metiera en su labor, y entonces el jerezano solicitó se interpretara la popular pelea de gallos, ¡No Ginés!, no hay que abaratarse, que las cosas solitas llegan, tus capacidades taurinas no dependen de unas notas musicales, es cierto que es un espectáculo, pero como luego dicen, si lo tengo que pedir, entonces no lo quiero. Dejando de lado lo anterior, fue una faena sumamente interesante, que le valió las dos orejas.

Y aunque ya tenía asegurada la salida en hombros, su ambición no terminaba ahí, pues con su segundo nos regaló un torero quite por chicuelinas. Ya con la muleta, de rodillas los primeros trazos. Otro buen toro de Villa Carmela, que acometía con alegría a la muleta, pero luego se rajó y comenzó a buscar las tablas, Ginés le tapaba la salida y entonces aprovecha el viaje, toreando con cadencia, recreándose, muletazos verdaderamente largos y templados. De no ser por el fallo con el acero, seguro le corta las dos orejas. 

Álvaro Lorenzo se presentó ante la afición hidrocálida, y ante la afición mexicana, pues es el primer compromiso en tierras aztecas, que tiene a bien el torero toledano. Y vaya que se acopla con el toro mexicano,  pues el primero de su lote, resultó ser otro buen ejemplar de la divisa jalisciense de Villa Carmela. 

Bastó una tanda para que los espectadores se interesaran en lo que acontecía en el ruedo, un toro que metía la cabeza con calidad y nobleza, y un torero con muy buenas e interesantes maneras. Álvaro le salía adelante para conseguir la ligazón, y de esta manera fue que estructuró una faena de clase, técnica y estética, la cual lamentablemente malogró al no estar fino con la espada. Mientras con se segundo, una faena esforzada y sumamente meritoria.

Gerardo Adame no ha podido concretar esa tarde de autoridad en su tierra, y en ganas no quedó, pues disposición la hubo, pero a decir verdad, se llevó un mal lote que lo alejó por mucho del triunfo. Ante su primero, donde por cierto se deshizo de las zapatillas, intentó hacer faena, pero el ejemplar se quedaba corto y protestaba al sentirse atacado, tirando algunos derrotes. 

Brindó el segundo toro de su lote al matador Arturo Macías, sin embargo, el de Villa Carmela no contaba con las cualidades necesarias, que permitieran mostrar el toreo de Gerardo, aún así, metió el acelerador, se fue a los medios donde de manera ajustadísima efectuó un cambiado por la espalada.

Luego ya el toro rompió a lo que era, peligroso, espión, aunado a ello rebrincaba, y para poner la tarde más cuesta arriba, el viento que estuvo incomodando toda la tarde se intensificó, Gerardo se vio limitado dadas las condiciones generales, ajenas al propio torero, alargó la faena exponiendo por demás, pero gracias al oficio aprendido salió bien librado, finalmente una estocada caída, para escuchar palmas desde los tendidos. 

Fermín Espinosa "Armillita IV", lleva sobre sus hombros un peso por encima de sus compañeros, derivado de la dinastía a la que pertenece, siendo él, el menos culpable. 

Muy reservón desde salida su primero, condición que imperó durante el resto de la lidia, algunos arreones muy incómodos que Fermín tuvo que tragar, pero gracias a su paciencia logró dos tandas por naturales de mucho mérito. 

Mientras con su segundo, al cual se excedieron con tanto capotazo durante el segundo tercio, el menor de la dinastía Armillita,  trató de hacer faena  de una y otra manera, sin que llegara la conexión entre toro y torero, y por ende, respuesta en los tendidos

Ficha
Aguascalientes, Ags.-  Plaza Monumental. Décimo segunda y penúltima corrida de feria. Casi media plaza en tarde agradable y con intermitentes ráfagas de viento. Ocho toros de Villa Carmela bien presentados y de variado juego, de los que destacaron 3ro., 4to. y 8to. por su nobleza y calidad. Pesos: 521, 502, 531, 516, 530, 523, 533 y 511 kilos. Gerardo Adame (catafalco y azabache): Ovación en su lote. Fermín Espinosa "Armillita IV" (azul marino y oro): Palmas y división. Álvaro Lorenzo (azul celeste y oro): Ovación en su lote. Ginés Marín (azul rey y oro): Dos orejas y oreja.






Compartir noticia



altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina