Mauricio ratifica en Texcoco su buena racha       

Cortó sendas orejas a los toros de Gómez Valle, por una de Caballero

José Mauricio ratificó su buena racha y fue el máximo triunfador de la corrida celebrada hoy en Texcoco, en la que cortó sendas orejas, mientras que el español Gonzalo Caballero, que debutaba en suelo mexicano, obtuvo un apéndice, y Sergio Flores fue ovacionado.

La faena más destacada la realizó delante del cuarto de la tarde, al que recibió con templados lances a la verónica que abrochó con una media por el lazo izquierdo. A lo largo de su labor le encontró bien la distancia al de Gómez Valle para darle varias series de muletazos con la mano derecha, en los que ligó el toreo girando sobre los talones para adornarse con un martinete.

El trasteo mantuvo un mismo nivel de interés en el público, y como mató de una estocada eficaz, le pidieron la oreja que fue concedida, de idéntica manera  lo que ocurrió con el toro que abrió plaza, al que hizo un trasteo aseado que también fue del agrado del público que hoy disfrutó una actuación solvente y madura del torero capitalino.

Uno de los pasajes más emotivos de la tarde fue cuando invitó a dos miembros de su cuadrilla a dar la vuelta al ruedo: al banderillero Fernando García hijo, y al picador Alfredo Ruiz, luego de que habían estado muy bien tanto en el tercio de banderillas como en el de varas, respectivamente.

El madrileño Gonzalo Caballero dejó un buen sabor de boca porque trató de estar a la altura del compromiso durante toda la corrida, e inclusive se repuso de una fuerte voltereta en el sexto ejemplar, al que tumbó de una certera estocada para que le entregaran una merecida oreja.

Con los dos toros de su lote se afanó por agradar y en la faena al sexto logró momentos de temple, y toreo ligado, como en esas dosantinas en las que aprovechó la embestida del ejemplar para torear en redondo, por la espalda. Asimismo, estuvo variado con el capote, hecho que agradó a la gente, pues ejecutó saltilleras y chicuelinas.

Sergio Flores también salió a entregarse, fiel a su costumbre y en los dos toros demostró el bueno momento por el que atraviesa después de sus continuos triunfos en la Plaza México. Fue ovacionado tras haber entrado a herir al quinto toro, al que colocó una buena estocada, pero que no hizo doblar al toro con prontitud y por eso escuchó un aviso.

El segundo toro de la tarde fue regresado a los corrales luego de que se impactara con el picador, y se despitorrara. Fue sustituido por un toro de la misma ganadería, con el que Sergio realizó una faena aceptable esforzada, en la que tuvo que aguantar las arremetidas de las ráfagas de viento.

José Mauricio abrió la Puerta Grande cuando la lluvia amenazaba con caer, y mientras el público abandonaba la plaza "Silverio Pérez", a la espera de la siguiente corrida que está programada el próximo domingo, en la que hará su presentación el español Juan Ortega, acartelado con Fabián Barba y Ernesto Javier "Calita", quienes lidiarán una corrida de Pastejé.

Ficha
Texcoco, Méx.- Plaza "Silverio Pérez". Tercera corrida de la Feria del Caballo. Un cuarto de entrada en tarde soleada, con algunas ráfagas de viento. Seis toros de Gómez Valle (2o., sobrero sustituto de uno que se despitorró en varas), bien presentados, de juego variado. Pesos: 485, 550, 500, 520, 482 y 490 kilos.  José Mauricio (marfil y oro): Oreja y oreja. Sergio Flores (azul marino y oro): Silencio tras aviso y ovación tras aviso. Gonzalo Caballero (cajeta y oro): Oreja y ovación tras petición. Incidencias: Destacó en banderillas Fernando García hijo, que saludó en el 4o., lo mismo que el picador Alfredo Ruiz; al final de la lidia dieron una vuelta al ruedo acompañados de José Mauricio.






Compartir noticia



altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina