Juan Pedro Herrera, a hombros en Aguascalientes       

Tras desorejar a cada uno de sus astados durante la novillada

Se llegó a la cuarta novillada de la temporada aún con un solo triunfador, dejando atrás a novilleros que a decir verdad, sería muy bueno ser tomados de nueva cuenta por la empresa,  pues los fallos con la espada le ha privado de concretar un triunfo, una constante predominante en el presente serial. 

Juan Pedro Herrera se alzó como máximo triunfador de la tarde, luego de cortar dos orejas y conseguir así, la primera Puerta Grande de la temporada. Un joven que tenía que aprovechar la oportunidad que se le otorgó, y respondió con el triunfo. 

Variedad con capote, cubre el segundo tercio de manera espectacular, y muestra actitud, acompañado por un toreo alegre, es lo que el hidrocálido gusta hacer en el ruedo. Pero para estructurar una faena se necesita más que eso, se requiere de conocimientos, de habilidades, de técnica, y el oficio ya se aprenderá con el tiempo, pero el toreo no se trata de pegar pases y más pases, sin decir mucho, o nada. 

La primera concesión de oreja llegó, luego de una petición minoritaria, misma que naturalmente fue protestada. Con su segundo continuó en el mismo tenor, pases al por mayor, una estocada caída, y una oreja más a la espuerta, con algunas divisiones, en contraste, mientras que a los dos novillos que dio muerte, fueron ovacionados al arrastre, además de escucharse en reiteradas ocasiones la expresión de "¡toro, toro!".   

El coleta  ibérico Sergio Felipe, se mostró muy sereno y tranquilo, haciendo las cosas bien, lógicamente tiene ya algo de experiencia, misma que se ve reflejada al estar delante de la cara del toro. Con su primero consiguió momentos muy interesantes, al grado de meter a la afición en su labor muleteril. Toreo estético y de calidad, de no ser por su fallo con el acero, podría haber cortado una oreja de peso. 

Mientras que con su segundo, aunque voluntarioso, y aquí si mostrando algunas dudas, por el comportamiento incierto del ejemplar de Espíritu Santo, poco pudo hacer, y pasaportó de manera inteligente. Seria interesante verlo acartelado de nueva cuenta. 

Sebastián Ibelles aprovechó el poco juego que ofreció el primero de su lote, que si bien es cierto no duró lo que el propio torero quisiera, también es cierto que metió la cara a la muleta del mexiquense. El primer muletazo tiende a pasarlo muy alejado del cuerpo, pero poco a poco se lo va ajustando a la cintura, aprovechando ese toreo que realiza y que es del gusto de la afición mexicana. 

Ante su segundo, comenzó faena doblándose para suavizar un poco la embestida del burel, sin embargo, terminaba con un ligero derrote al final del muletazo, lo que incomodaba a Ibelles, a quien  terminaban por engancharle la franela, la faena se torno tediosa, mientras el joven trataba de cumplir con el compromiso, algunos gritos injustos de "¡toro, toro!", emitidos desde el tendido, puso fin a su labor ante el cálido entender de la afición. 

Ficha
Aguascalientes, Ags.- Plaza "San Marcos". Tres cuartos de entrada. Cuarta novillada de la temporada. Tres cuartos de entrada en tarde calurosa. Novillos de Espíritu Santo y uno de Rosas Viejas (6o.) desigualmente presentados y de juego desigual, entre los que destacó el 6o. que recibió arrastre lento. Pesos 412, 440, 402, 404, 414 y 440 kilos. Sergio Felipe (tabaco y oro): Ovación y silencio. Sebastián Ibelles: (lila y oro): Ovación y ovación tras aviso. Juan Pedro Herrera (turquesa y oro): Oreja y oreja. Incidencias: Alejandro Prado saludó una ovación tras buenos pares de banderillas al 1o., en tanto que Jonathan Prado hizo lo propio en el 2o.






Compartir noticia



altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina