Banners
Banners

Héctor Gabriel sale a hombros en Puebla       

El joven matador poblano cortó dos orejas a un buen toro de Guanamé

Héctor Gabriel fue el único triunfador de la corrida que se llevó a cabo esta tarde en la plaza "El Relicario" de Puebla, donde cortó dos orejas a un buen toro de Guanamé, mientras que sus compañeros de cartel Ocaña Serrano y Luis Ignacio Escobedo, estuvieron esforzados pero mal con la espada.

Buen ritmo parece tomar la carrera del joven poblano, que hoy se llevó el mejor toro de la tarde y lo aprovechó en su faena con sabrosas verónicas, recreándose principalmente al ejecutarlas por el lado derecho; el castigo fue correcto tras lo cual el torero se adornó con un quite por navarras.

Repetidor resultó el de Guanamé que permitió la ligazón en el trasteo por ambos lados, llevó bien templado al animal y bordando una serie de naturales antes de torear con la derecha; terminó con una serie de ayudados sobre la mano izquierda, muy toreros flexionando ligeramente la rodilla; el espadazo fue entero aunque caído y se otorgó un apéndice sin embargo como arreció la petición se concedieron los dos después que el toro fuera premiado con vuelta a ruedo.

Complicado fue el sexto al grado que el torero se limitó a cumplir con el capote, ya con la muleta el animal se rajó teniendo que ir el torero a buscarlo donde se encontraba para intentar hacerlo pasar y en un parpadeo el toro lo lanzó por los aires, fue retirado por las asistencias, sin embargo regresó y pudo despacharlo de medio espadazo defectuoso para escuchar palmas.

Ocaña Serrano que fungió como primer espada se llevó al principio un toro nada fácil, obligando al torero a realizar una labor de mayor efectividad que lucimiento. El toro se quedó en el peto aunque derrotando repetidamente haciendo lo mismo en las banderillas. Con un comportamiento similar llegó a la muleta y el diestro se desempeñó con oficio consiguiendo algunos muletazos sobre la diestra que el público le reconoció; pinchó varias veces y a punto estuvo que se le fuera vivo pues le sonaron dos avisos y tras retirar al toro le sonaron algunas palmas.

Con mayor disposición salió ante el cuarto mejorando sus lances del inicio y ordenó poco castigo en varas. Durante la faena que resultó extensa dejó ver buenos procedimientos destacando unos muletazos con la derecha citando de frente y cerrando con manoletinas, mató con mayor rapidez y escuchó palmas.

Los primeros olés de Luis Ignacio fueron al jugar bien los brazos en las verónicas, aunque su primer ejemplar no estaba excedido de fuerza, realizó una faena con buenos momentos de temple y pinturería faltando algo de regularidad pero agradando al público. Dejó un chalecazo que hizo doblar y saludó una ovación.
 
Deseoso de agradar ante el quinto echó las rodillas a la arena para recibirlo con un farol y cuando intentaba otro lance en la misma posición fue prendido , percance del que salió bien librado, en el tercio final puso voluntad y valor al torear por ambos lados sin lograr conjuntar el trasteo para que tuviese mayor proyección. Falló con la espada escuchando algunas palmas tras dos avisos.      

Ficha
Puebla, Pue. Plaza "El Relicario". Segunda y última corrida de la Feria de Independencia. Un cuarto de entrada en tarde de temperatura agradable, con ligera llovizna hacia el final. Cuatro toros de Guanamé (2o, 3o, 4o y 5o) y dos de Real de Saltillo (1o y 6o), disparejos en presentación y de variado comportamiento, de los que destacó el 3o que fue premiado con vuelta al ruedo. Pesos: 500, 510, 480, 500, 480 y 490 kilos. Ocaña Serrano (blanco y oro): Palmas tras dos avisos y palmas. Luis Ignacio Escobedo (espuma de mar y oro con cabos negros): Ovación y palmas tras dos avisos. Héctor Gabriel (azul eléctrico y oro): Dos orejas y palmas. Incidencias: Destacaron en banderillas Fernando García, José Luis Castañeda y Gerardo Angelino.






Compartir noticia



altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina