Banners
Banners

Macías mantiene su romance con Texcoco       

El hidrocálido salió a hombros con Julio Uribe Curn

Gracias a una actuación de entrega y carisma, Arturo Macías supo mantener el romance que sostiene con el público de Texcoco, donde ha sido triunfador durante varias ediciones de la Feria del Caballo, y salió a hombros junto con el ganadero de Torreón de Cañas, Julio Uribe Curn.

Y es que el encierro siempre mantuvo el interés del espectador debido a su bravura y el tercero fue premiado con arrastre lento, además de vuelta al sexto, ambos lidiados por un Arturo Macías que le plantó cara a su primero en un coreado quite por gaoneras.

La faena a éste fue intensa, con muletazos de estupendo acabado y aderezada también con los recursos de un torero que atraviesa una interesante etapa de madurez. El castaño humillaba y tuvo recorrido, así que el hidrocálido se dio gusto y se “entretuvo” en cortarle las dos orejas, merced de una gran estocada.

Logró mantener Macías el nivel delante del segundo que sorteó, otro ejemplar de impecable presencia y que se desplazó con nobleza, así que le hizo fiestas con pases “de todas marcas”, como dirían los cronistas de antaño, gustándose y gustando a un público ya muy entregado con él.

En la punta de la espada se dejó Arturo otras dos orejas, así que el triunfo pudo haber tenido la rotundidad de cuatro apéndices. De cualquier manera, se consagró como el máximo triunfador de la Feria del Caballo, al obtener la única salida a hombros de todo el ciclo taurino.

Aunque con algunas protestas, el rejoneador Jorge Hernández Gárate le tumbó una oreja al cuarto de la tarde, al que supo llegarle a la cara para encelarlo y llevarlo toreado.

El potosino tuvo una labor muy aseada, certero con rejones y banderillas, destacando las suertes al violín. Quizá la oreja no tuvo la aceptación popular al no caer el rejón de muerte en la mejor de las colocaciones, pero sí que la actuación de Jorge fue de nota alta y con un grado de maestría digno de resaltar.

También hubo momentos agradables delante de su primer oponente, haciendo gala de su refinada monta y el conocimiento de los terrenos. Aquí no se pudo pensar en el triunfo, pues Gárate no liquidó al de Torreón de Cañas en su primer intento con el acero.

Poco había podido mostrar Sebastián Castella delante de su lote, pues los toros que sorteó fueron los menos potables del encierro. Pese a ello, dejó patente su talante de figura del toreo, y por ello no quiso quedarse con el mal sabor de boca y regaló un toro de la misma procedencia.

El de obsequio tuvo movilidad y fue a la muleta varias veces, en una faena larga. Aunque tendía a salir con la cabeza a media altura, el de Torreón de Cañas resultó noble y el francés pudo plasmar instantes de su fina tauromaquia, en trazos tanto al natural como por derecha, e incluso la dosantina. A la postre, merecida oreja para el torero galo.

Mención especial merecen los Forcados Mexicanos, en la celebración de su aniversario número 40. Estupenda la pega al primero de la tarde, con el cabo Tonatiuh Lailson a la cara, en tanto que en el cuarto consiguieron la pega en el segundo intento. Enhorabuena para este grupo de forcados, el primero fundado en nuestro país.

Así, con una tarde triunfal e interesante, terminó la edición 2018 de la Feria del Caballo, bajo el mando de la seria empresa Pasión Ganadera, que comanda Julio Uribe Barroso.


Ficha
Texcoco, Méx.- Plaza "Silverio Pérez". Cuarta y última corrida de feria. Un tercio de entrada en tarde de temperatura agradable, con intermitentes ráfagas de viento. Siete toros de Torreón de Cañas (el 7o. como regalo), de impecable presentación y buenos en términos generales, de los que sobresalieron 3o. y 6o. por su calidad, uno premiado con arrastre lento y el otro con vuelta al ruedo. El rejoneado Jorge Hernández Gárate: Silencio y oreja con algunas protestas. Sebastián Castella (azul noche y oro): Silencio en su lote y oreja en el de regalo. Arturo Macías (buganvilia y oro): Dos orejas y ovación. Incidencias: Destacó en varas Efrén Acosta, que dio un gran puyazo en el 5o. Gustavo Campos saludó en el 7o. por sus buenos pares de banderillas. El sobresaliente Jorge López hizo dos quites al segundo toro de rejones. Los Forcados Mexicanos realizaron dos buenas pegas, una al primer intento y en la otra al segundo intento. Al finalizar la corrida, Macías salió a hombros en compañía del ganadero Julio Uribe Curn. Al término del paseíllo se tributó un minuto de aplausos para recordar al rejoneador Jorge Hernández Andrés, fallecido el viernes 16 de febrero.






Compartir noticia



altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina