Banners
Banners

El Galo y Rosas Viejas destacan en AGS        

Mientras que Rafael Reynoso saluda una ovación

André Lagravere "El Galo" cortó una oreja durante la sexta novillada de temporada, convirtiéndose así en el triunfador del festejo, en el cual se lidió un buen encierro de la ganadería Rosas Viejas, y donde el hidrocálido Rafael Reynoso alcanzó momentos interesantes en su actuación, sin llegar a tocar pelo.

Un quite por navarras ante el primer novillo de su lote, para posteriormente cubrir el segundo tercio, teniendo la atención de invitar al torero de plata Fermín Quiroz, quien se disponía a colocar el primer par, antes de que El Galo solicitara los palos, ambos fueron ovacionados.

De hinojos comenzó su labor muleteril, realizando un trasteo aseado,  dejando ver el rodaje que atesora, pues el novillo no era para nada fácil, pero se encontró con una muleta puesta, consiguiendo muletazos largos y ceñidos, que terminaron por gustar al respetable, estocada entera y vuelta al ruedo.

Ante su segundo se fue a porta gayola, aunque el astado no hizo por el engañó, y terminó dando un duro golpe en la pantorrilla izquierda de El Galo, quien se dolió por algunos momentos. Con la muleta se plantó en los medios, y al intentar hacer un cambiado por la espalda, el novillo se lo llevó en el viaje, sin consecuencias mayores.

"Hilandero", de Rosas Viejas,  era emotivo y acometía con alegría a la muleta del torero yucateco, quien supo aprovechar la buena condición del novillo. Llegó la música para acompañar el trasteo que se desarrollaba en los medios de la plaza. Luego de una estocada tendida, las localidades de la plaza "San Marcos" se vistieron de blanco, para solicitar el corte de la oreja.

Rafael Reynoso regresó a su plaza, con su gente, teniendo una digna actuación que desafortunadamente no logró materializar con el corte de orejas. Un torero con buenas maneras, y que consiguió los olés más profundos de la tarde. Con su primero, un novillo que al no repetir entre muletazos, tuvo como resultado una faena que no dijo mucho en los tendidos, pero que si dejó constancia de su tauromaquia.

Mientras que con su segundo, otro buen ejemplar de Fernando Topete, con movilidad y transmisión, ejecutó unas armoniosas verónicas y que decir de la media, deteniendo el tiempo. Un quite por tafalleras y otra media con su sello particular. Reynoso estructuró una faena de solera, desmayando los brazos, rompiendo las muñecas, toreando muy por debajo y despacio, consiguiendo así sensibilizar a la afición que terminó por meterse de lleno a su labor.

Culminó la faena con un par de dosantinas, para posteriormente ejecutar la suerte suprema, una mirada serena se percibía en el rostro de Reynoso quien entro a matar dejando una estocada entera, el novillo dobló, la oreja estaba casi en la espuerta; sin embargo, José Luis Vicencio no estuvo certero con la puntilla y terminó por levantar al novillo, posteriormente un viaje con la espada corta y una salida al tercio.

El sevillano Curro Durán también consiguió buenos momentos durante su actuación, con su primero, muletazos de gran manufactura, pasándose el novillo algo retirado, poco a poco se fue confiando y fajándose. Sin que la faena llegará a más.

Mientras que con el segundo de su lote, un ejemplar que fue ovacionado a su salida, por la  presencia y fina estampa, un novillo bravo, emotivo y embistiendo muy abajo. Durán se fue a los medios y ligó tres cambiados por la espalda, muy firmes. Lo que pasó después, se cuenta en dos vertientes; por un lado el hispano no terminó por entender al buen ejemplar, y por otra parte, "Aldeano" se perfilaba para ir al destazadero con las orejas, y colocándose como uno de los novillos de la temporada.

Al final, un novillo que bien merecía arrastre lento y que no fue otorgado, pero si ovacionado por la afición que supo valorar el juego del astado. 

Ficha
Aguascalientes, Ags.- Plaza "San Marcos". Sexta novillada de la temporada. Poco más de media entrada en tarde calurosa. Novillos de Rosas Viejas bien presentados y buenos en su conjunto, de los que destacaron el 4o., 5o. y el 6o. por su calidad. Pesos: 409, 407, 391, 421, 403 y 442 kilos. Rafael Reynoso (sangre de toro y oro): Silencio y ovación. André Lagravere "El Galo" (negro y azabache):  Vuelta y oreja. Curro Durán (verde bandera y oro): Silencio y división. Incidencias: Aldo Navarro saludó una ovación tras banderillear al 6o.






Compartir noticia



altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina