Joselito triunfa en Monterrey       

Y tras cortar dos orejas consiguió la Puerta Grande

Joselito Adame logró alargar su buena racha en la Monumental Monterrey y tras desorejar al segundo astado de la lidia ordinaria, aseguró desde temprano su enésima puerta grande del coso de la Colonia Del Prado.

Para la terna y el rejoneador que abrieron las hostilidades en la primer corrida del año en el coso regiomontano no fue nada fácil hacer frente a un encierro débil en conjunto y de apariencia anovillado de la ganadería de Bernaldo de Quirós, incluyendo al abreplaza de Campo Hermoso y que correspondió al caballista potosino Jorge Hernández Gárate, pues salvo ese corte de apéndices conquistado por el mayor de los Adame, la tarde transcurrió sin pena ni gloria.

Ya en otras ocasiones se ha informado desde diferentes puntos de la geografía taurina de nuestro país, de la preocupante situación en la que se encuentra la cabaña brava mexicana, pues los encierros siguen sin tener la regularidad de "ser buenos" como se necesita, para sostener el interés de los aficionados en los tendidos.

En esta noche en particular es preciso señalar que los siete astados que salieron a la arena dejaron mucho que desear en cuanto a su presentación y salvo algunos gritos de desaprobación que se escucharon a la salida de dos o tres de ellos, fue la propia afición la que se encargó de echar por la borda los reclamos al corear a las primeras de cambio los lances del espada en cuanto éste se abrió de capa.

Siendo así las cosas, Joselito Adame pulsó las sensaciones de la afición que hizo tres cuartos de entrada y se apresuró para sacar la raza e imponerse a sus alternantes, desde su primer turno.

La de "Poeta", marcado con el numero 856 en los costillares, fue una faena que sin rozar los límites de la belleza acabó por gustar al cónclave que se sintió atraído para jalear los muletazos, mientras que Adame se daba gusto al aprovechar las embestidas del único bueno astado del encierro.

Y pese a que la colocación de la espada fue muy defectuosa, el público pidió la oreja y el juez de plaza Antonio Quiroga acabó con el cuadro al otorgar un segundo apéndice que, dicho sea de paso, casi nadie protestó en la vuelta al ruedo.

Al segundo de su lote de nombre "Constituyente", le instrumentó una faena derechista en el centro del ruedo y bien pudo arrancarle una merecida oreja, pero esta vez sí la espada le traicionó en el primer pinchazo, antes de que sepultara una ración entera en el segundo intento.

Quien no las tuvo todas consigo fue Julián López "El Juli", quien tras 11 años de no actuar en el coso titular de Monterrey, reapareció para lidiar dos ejemplares de pequeña presencia y soportar durante la lidia los gritos insultantes de "novillero", desatados por el público que se sintió ofendido y molesto, tras ver rotas las ilusiones de presenciar con seriedad, una actuación del diestro madrileño.

El condecorado orgullo de las Artes y del toreo, (quien sí había actuado antes en Cadereyta y el Cortijo San Pedro cinco años atrás), realizó dos trasteos por ambas manos, sin mucho que contagiara a los tendidos, más si le agregamos que su segundo resultó ser un soso y aburrido toro para el engaño.

Por ultimo, Luis David Adame tuvo todo el ímpetu por arrebatarles con su juvenil presencia el triunfo a sus rivales, cuidando con alfileres a su primero que a cada rato se caía de débil por la arena y al cierraplaza ante el que realizó una faena valiente, variada y entregada que le pudo redituar en el corte de las dos orejas, pero que lamentablemente perdió con la espada, antes de escuchar un aviso.

De esta manera, con el triunfo de Joselito la fiesta volvió, ahora sólo queda esperar hasta cuándo se dé un nuevo festejo....

Ficha

Monterrey, N.L.- Monumental Lorenzo Garza. Corrida extraordinaria. Tres cuartos de entrada en noche agradable. Un toro de Campo Hermoso para rejones remiso y distraído, y seis de Bernaldo de Quirós para los de a pie justos de presencia en general, débiles de remos y de juego desigual. Pesos: 459, 460, 490, 470, 470, 500 y 465 kilos. El rejoneador Jorge Hernández Gárate: Palmas. Julián López “El Juli” (marino y oro): Palmas en su lote. Joselito Adame: (perla y oro): Dos orejas y silencio. Luis David Adame (celeste y oro): Silencio y silencio tras aviso. Incidencias: Tras el paseíllo se tributo un minuto de aplausos en memoria de los matadores en retiro fallecidos recientemente, como Juan Silveti, Miguel Espinosa “Armillita” y Ricardo Balderas, así como Narciso Candelaria Torres (exnovillero), Jose Antonio Aguilar “Pitos” (picador) y el ganadero Luis Alvarez Bilbao.









Compartir noticia



altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina