Banners
Banners

Zendejas y Roca Rey, a hombros en Querétaro        

Ambos se alzaron con el corte de las dos orejas

Adagio incumplido… en esta ocasión, lo esperado por el numeroso público que pobló los tendidos de la "Santa María" de Querétaro no fue la decepción.

Luego de que la empresa hubo cambiado la procedencia de los toros, confiaron en sus reses; los tres matadores dejaron constancia de su personalidad: la intuición y el buen oficio de Julián, el valor y la responsabilidad de Sergio Flores, así como la temeridad y el carisma de Roca Rey.

Abrió Santiago Zendejas, para estrenar alternativa en su terruño; con el primero de Barralva se vio empecinado; el de Marrón permitió que lucieran caballos y jinete, el burel fue premiado con la vuelta al ruedo y el rejoneador con dos orejas.

Cuando un tipo de arte puede ser expresado de diversas formas, contemplarlo resulta inefable; el cielo queretano atestiguó un ejemplo más de lo que la tauromaquia es: Roca Rey fue el primero en provocar las emociones del público.

Luego de una larga espera, tras la lidia de tres toros, el limeño vino a mostrar su vocación y lo toreado que se halla; un trasteo pulcro inundó de sentimiento el albero, pese a que la faena se desarrolló en tablas; el sitio que más le acomodó al barralveño. Con el séptimo no fue menos; el toro iba de largo y prometía, se terminó muy pronto pero no impidió que Andrés disfrutara su toreo: oreja de ley en cada burel de su lote.

El madrileño no fue lo certero que acostumbra con la toledana; en sus dos turnos plantó las zapatillas en la arena desde el capote, el oficio por delante; pero por estos claroscuros -incluidos los toros- no pudo lograr el triunfo que buscó con lo que le ofrecieron sus enemigos.

La suerte le jugó mal a Sergio Flores; su lote fue débil… a tal grado que su primero se desplomó en el centro del ruedo. Con la voluntad de responder en la plaza que pisaba por primera vez, decidió regalar un sobrero de la misma ganadería; las cualidades del toro resultaron similares a las de sus hermanos y al final tuvo solamente un sentido reconocimiento del público.  

Destacó Fernando López Guerrero, en banderillas, con el tercero… luego sería cogido al bregar al de regalo



Ficha

Querétaro, Qro.- Plaza "Santa María". Corrida de la Constitución. Tres cuartos de aforo, en tarde fresca. Un toro de Barralva (1o.) y otro de Marrón (8o), para rejones, entre los que destacó este último, premiado con vuelta al ruedo. Cinco de Barralva, de buena presentación y juego desigual. Dos de Montecristo (2o. y 5o.) Pesos: 486, 485, 479, 489, 500, 493, 501, 525 y 483 kilos. El rejoneador Santiago Zendejas: División y dos orejas. Julián López "El Juli" (marino y plata): Palmasy ovación. Sergio Flores (marino y oro: Silencio, palmas y palmas en el de regalo. Roca Rey (tabaco y oro): Oreja y oreja. Incidencias: El banderillero Fernando López Guerrero saludó tras parear al 3o. y sufrió un puntazo de 5 centímetros al bregar al 9o.,de regalo, y fue trasladado al hospital San José para ser atendido.







Compartir noticia



altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina