Diego Silveti sale a hombros en Huamantla       

Tarde en la que Hermoso de Mendoza, paseó una oreja

Diego Silveti fue el  máximo triunfador de la Corrida Navideña que se celebró la tarde de hoy en la plaza "La Taurina" de Huamantla, tras cortar dos orejas del primer ejemplar de su lote, en una tarde en la que el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza cortó un apéndice.

Le correspondió en suerte a Diego un astado sin complicaciones pero que fue a menos a lo largo de la lidia, después de darle un capotazo en tablas lo bregó por delante y ya en los medios remató con bonita media verónica.


Con un puyazo se cambió el primer tercio y con dos pares el segundo, dando paso a la labor del matador que si bien tuvo calidad no rompió en cuanto a emoción, sin embargo logró estocada en lo alto saliendo con un golpe en el muslo izquierdo mientras el toro caía sin puntilla y el premio de dos auriculares no se hizo esperar.


El sexto de la función capacho y débil dio al traste con las posibilidades de ligar los pases; antes el diestro había toreado bien de capa y tras una simulación de puyazo continuó la lidia sin nada destacado. Inició Diego con ayudados de derecha pero al intentar por pitón izquierdo sufrió un desarme, coincidentemente a partir de ahí se acentuó la falta de fuerza y emotividad del astado, que buscaba los tableros. Con un pinchazo y media delantera dio cuenta del animal escuchando palmas.


En el lapso de un mes hemos visto a Pablo Hermoso cuatro tardes y notamos un desgaste en el jalón de taquilla y en sus actuaciones. No dudamos que se esmere en agradar; sin embargo, la realidad es que ya no existe el mismo interés; no obstante su monta y toreo a la jineta hoy lo ejecutó con pulcritud y precisión en los quiebros para clavar banderillas largas. Ya con el toro casi inmóvil, clavó banderillas cortas para luego entrar a matar dejando el rejón trasero y contrario y le concedieron una oreja.


Con mejor presencia y juego fue el de Fernando de la Mora mostrando Pablo nuevamente sus reconocidas dotes de caballista, sin embargo al clavar en las diferentes suertes estuvo poco acertado, tratando de contrarrestar eso con adornos sobre la cabalgadura; vinieron banderillas a dos manos en lo alto y una especie de rosa defectuosa de colocación, pinchó y en la segunda oportunidad la media ración quedó atrás lesionando al toro a punto de descordarlo, pie a tierra acertó con el descabello al tercer intento saludando una ovación.


Pocas son todavía las actuaciones de Luis Pimentel después que tomó la alternativa, y creemos que la de hoy ha sido de las menos afortunadas. A su primero, falto de casta, tuvo que llegarle mucho a la cara para provocar la embestida y se desempeñó con voluntad siendo regular el resultado en las diversas suertes. Pinchó en dos ocasiones antes de sepultar el rejón que quedó contrario, requiriendo echar pie a tierra en dos intentos de descabello. Tuvo silencio.


Casi igual fue la labor con su segundo ejemplar, dejó bien colocadas dos banderillas largas y posteriormente hubo más fallas que aciertos y gran apoyo de parte de sus paisanos. Para entrar a matar se notaba cierta desconfianza en su jaca, lo que quizá influyó en los desaciertos con el rejón de muerte. Señaló dos pinchazos y uno hondo, prácticamente en las costillas, que indebidamente ahondó el peón Jesús Ángel González, al que debió llamársele la atención. Luis, por iniciativa propia, dio la vuelta el ruedo.

Ficha

Huamantla, Tlax. Plaza Fernando de los Reyes "El Callao". Corrida Navideña. Un cuarto de entrada en tarde fresca. Cinco toros de Vista Hermosa y uno de Fernando de la Mora (4o.), de escasa presencia y juego en su conjunto, de los que destacó el 4o. Pesos: 453, 442, 450, 440, 442 y 460 kilos. El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza: Oreja y ovación. El rejoneador Luis Pimentel: Silencio y vuelta. Diego Silveti (palo de rosa y oro): Dos orejas y palmas.


  






Compartir noticia



altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina