Banners
Banners

Efemérides 35 años del doctorado de Rincón

Se convirtió en matador el 8 de diciembre de 1982, en Bogotá

La tarde del 8 de diciembre de 1982 recibió la alternativa uno de los toreros más importantes de los últimos tiempos, como lo es el maestro César Rincón, máximo exponente de la tauromaquia colombiana y figura del toreo que ha dejado huella en los ruedos.

Aquella tarde, la plaza "Santamaría" de Bogotá fue testigo de la ceremonia de doctorado. El maestro Antonio Chenel "Antoñete" fue un padrino de lujo para el entonces joven novillero colombiano, que recibió los trastos en presencia de José María Manzanares.

El toro de la alternativa llevó por nombre "Filigrana", de la ganadería de Vistahermosa, y a la postre el resultado artístico de esa tarde para César Rincón fue una vuelta al ruedo.

César se doctoró en la plaza de su tierra, pues nació en Bogotá el 5 de septiembre de 1965. Debutó como novillero en su ciudad natal el 1 de enero de 1980, a lado de Héctor Jiménez y Maribel Atiénzar, ante ejemplares de Cabrera. En 1982 pudo actuar en varias novilladas en territorio español, y llegó al doctorado como un novillero importante.

Luego de recibir la alternativa, confirmó en la Plaza México el 31 de julio de 1983. Fue su padrino César Pastor, mientras que por testigo fungió Ricardo Sánchez, delante del toro "Cartujo", de Mariano Ramírez. Tras ratificar el doctorado en la capital mexicana, hizo lo propio en la española.

Lo anterior tuvo verificativo el 9 de junio de 1984, en Las Ventas de Madrid. Manili le cedió los trastos, mientras que el padrino fue Pepe Luis Vargas. Los toros eran de la ganadería de Lamamie de Claricac, y el de la ceremonia llevó por nombre "Fojanero".

Fue precisamente el coso de la calle de Alcalá una de las plazas más trascedentes a lo largo de la trayectoria de Rincón. Inolvidable el año de 1991 para el maestro colombiano, pues abrió cuatro veces consecutivas la puerta grande de Las Ventas, un hito en la historia del toreo.

En otras dos ocasiones consiguió la puerta grande de este escenario. La quinta fue en 1995, mientras que la sexta y última tuvo lugar en 2005. Aunque solamente cortó una oreja, una de sus grandes faenas en Madrid fue la que consiguió, a sangre y fuego, ante el encastado toro "Bastonito", de Baltasar Ibán, en 1994.

Tras una trayectoria plagada de éxitos, pero no exenta de duros percances, César Rincón se despidió el 24 de febrero de 2008, en la "Santamaría" de Bogotá, en mano a mano con el maestro valenciano Enrique Ponce y toros de casa, Las Ventas del Espíritu Santo.

Rincón cortó tres orejas, además de una faena que derivó en indulto, resultado final en el adiós de una de las figuras más importantes de nuestro continente y que también en México fue muy querido, como se lo demostró el público que acudió a su despedida de nuestra tierra, el 17 de febrero de 2008 en Guadalajara, Jalisco.

Banners




Compartir noticia


Banners

altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina