Especial: Toreros heridos por banderillas

Con motivo del grave percance que sufrió Miguel Espinosa "Armillita"

Hace 25 años Miguel Espinosa "Armillita" sufrió uno de sus más graves percances, cuando el palo de una banderilla le impactó en el cuello provocándole una herida con trayectoria hacia atrás y hacia dentro de 15 centímetros, la cual penetró en la faringe y contusionó la arteria carótida y venas yugulares.

Esto ocurrió durante el vigésimo festejo de la Feria de San Isidro de 1995, cuando el mexicano lidió al toro "Curiosito" corrido en cuarto lugar, de la divisa de Gabriel Hernández que pesó 545 kilos, aquella tarde Miguel compartió créditos con sus homólogos Manuel Cabellero y Antonio Borrero "Chamaco".

Varios son los toreros que han sufrido este tipo percances, motivo por el cual se ha propuesto ante los diversos estamentos taurinos sobre la necesidad de adaptar las banderillas en el sentido de que obstruya lo menos posible durante el último tercio de la lidia, por lo anterior, ahora presentamos un recuento con algunas lesiones con tales características:

Se recuerda la tarde del 2 de mayo de 1965, cuando Efrén Adame se clava una banderilla en un muslo durante una novillada en la Plaza México, al pasar en falso durante el segundo tercio de la lidia.
 
Años más tarde el 11 de abril de 1988, Carlos Collado "Niño de la Taurina" se clavó una banderilla en un ojo en la plaza de Algeciras.  Por lo que el doctor Ramos Argüelles rindió el siguiente parte médico: "Herida contusa en el ojo izquierdo; sufre destrozos de todo el párpado superior, conjuntiva ocular, con hemorragia y edema, y rotura del párpado inferior. Pronóstico reservado".

El 3 de mayo de 1996, Javier Vázquez, en Villanueva de Perales, Madrid, perdió la visión del ojo izquierdo por una banderilla que se le clavó en él. El parte médico fue el siguiente: 

"Traumatismo ocular izquierdo por banderilla. Presenta herida escletal perforando hemorragia interocular y hernia vitreorretiniana. Se procede de urgencia a la reparación quirúrgica de la hernia. En la actualidad se recupera del postoperatorio. Pronóstico ocular muy grave". Reapareció en Pamplona ese mismo año.

Se registra el 7 de agosto de 2007, el rejoneador Leonardo Hernández se lesiona el ojo derecho al ser golpeado allí por una banderilla al tirarse a matar un toro de Sánchez Cobaleda. El año siguiente el 18 de abril de 2008, Uceda Leal, en Sevilla, se lesionó el muslo izquierdo cuando una banderilla de un toro de Palha que lidiaba se le clavó allí.

Fue un 8 de octubre de 2009, cuando Michel Lagravere "Michelito", en Tijuana, se clava una banderilla en una mano al entrar a matar un novillo y finalmente, el 4 de mayo de 2012, en la plaza de Cozumel, Antonio Barrera se lesiona el ojo izquierdo al golpearse con una banderilla durante la faena al primero de su lote, no tuvo afectación al globo ocular, pero requirió tres puntos de sutura en el párpado.






Compartir noticia



altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina