Banners
Banners

Espuerta: Polémica

"...Es necesaria en la Fiesta, pero no en casos como éste..."

Interesante, por distinto y por variado, resultó el juego de los toros de Piedras Negras, lidiados el domingo pasado en la Plaza México. 

Destacaron los corridos en primero, tercero y sexto lugares, siendo éste último indultado inmerecidamente por el juez Jorge Ramos. 

El toro de marras es un cárdeno claro y se llama "Siglo y Medio". Ciertamente fue bravo. Tuvo alegría y movilidad. Brindó un elevado número de embestidas. Sin embargo, su pelea en varas fue apenas cumplidora y le faltó ser más completo para merecer el perdón de manera convincente. No todos los toros bravos son de indulto. 

Tempranera y prematuramente, con evidente predisposición, los aficionados que son seguidores de esta legendaria e importantísima vacada, empezaron a sacar los pañuelos blancos. 

El juez Ramos, el mismo que hace un mes había devuelto un toro de Begoña luego de ordenar que le clavaran banderillas negras, se dejó presionar por la grey de adeptos piedranegrinos. 

La polémica es necesaria en la Fiesta, pero no en casos como éste, donde la autoridad carece de rigor y no contribuye a dar una mayor seriedad a nuestro coso máximo. 

Nombres históricos

La ganadera Ana María Rivero Llaguno bautizó a sus toros de Pozohondo que se lidiarán esta tarde en La México con nombres de astados famosos criados por su abuelo don Julián Llaguno González, ganadero de Torrecilla. 

Son los siguientes: 

Señorito. Fue lidiado el 23 de octubre de 1932 en El Toreo de la Condesa por Alberto Balderas. Se trataba de la presentación de Torrecilla en la capital. Don Julián dio la primera vuelta al ruedo de su trayectoria. 

Porrista. El toro de las célebres verónicas de Luis Castro "El Soldado" el 5 de marzo de 1944 en El Toreo. El recio diestro de Mixcoac alternaba con Fermín Espinosa "Armillita" y Luis Procuna. 

Gitano. Manolete conquistó el rabo de ese ejemplar en su festejo de presentación en México el 9 de diciembre de 1945.

Cantaclaro. Le tumbó el rabo Silverio Perez, la tarde antes mencionada.      

Barba Azul. A este toro, Silverio le cortó el primer rabo en la historia del coso metropolitano, el 23 de febrero de 1946. 

Juan Pirulero. Le mutiló el rabo el potosino Fermín Rivera en la Plaza México el 17 de febrero de 1957. 

Traguito. Obtuvo el rabo el mismo Fermín Rivera el 26 de febrero de 1955 en La México, siendo el último que vio en vida don Julián. El alternante de Rivera era el coleta peninsular Emilio Ortuño "Jumillano".  

Clavelito. Hubo tres toros con ese nombre. Fermín Rivera conquistó triunfos clamorosos con dos de ellos en el ruedo capitalino en los años cincuenta. 

En el cartel de hoy están colgados los nombres de Uriel Moreno "El Zapata", Jerónimo y Antonio Mendoza. 






Compartir noticia



altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina