Banners
Banners

Prepara Diego Louceiro debut en La México  

Está anunciado en la novena novillada de la temporada

El rejoneador de dinastía Diego Louceiro se encuentra afinando detalles de cara a su presentación del próximo domingo en la Plaza México, donde abrirá plaza en una de las novilladas estelares de la temporada que se está llevando a cabo en el coso de Insurgentes.

Y para tal fin ha estado toreando vacas en distintas ganaderías, previo a este debut que representa un importante compromiso, debido a la relevancia de lo que su abuelo, Pedro Loucerio, el fundador de la saga, realizó en la plaza capitalina.

Además de este antecedente taurino, Diego procede de esta familia en la que su padre, Pedro Loucero II, recientemente fallecido, fue el eslabón que también infundió su afición entre sus hermanos Pedro, también rejoneador de alternativa, así como en Miguel, que fue cabo de los Forcados Mexicanos que formó el padre de ambos en enero de 1978. Por otra parte, Diego es sobrino del matador (a pie y a caballo) Enrique Fraga.

A los ocho años pisó por primera vez un ruedo, el del lienzo charro de Tepeji del Río, donde tuvo ocasión de salir en colleras con su padre para torear de dicha manera. En 1991 debutó como niño rejoneador en la plaza de Apizaco. De ese año a 1996 toreó varios festejos en distintos escenarios, como la Villa Charra de Toluca (donde compartió cartel con Cristinta Sánchez en una novillada), Metepec, San Buenaventura, Peto, Huitel o Mazatlán, entre otros.

En 1997 estuvo en Portugal con su padre y su hermano menos y realizó labores de doma al o largo de seis años. También tuvo oportunidad de torear dos festejos a caballo, y posteriormente se convirtió en forcado por invitación del grupo de Forcados de Évora. A su regreso a México se integró al grupo de Forcados de Mexicanos, donde toreó por espacio de una década, desempeñándose como forcado de cara y segunda ayuda. Llegó a pegar más de 50 toros.

Se despidió como forcado en la plaza de Humantla, y tras siete años alejado de los ruedos, reapareció el pasado 15 de junio en la monumental "Vicente Segura" de Pachuca en un cartel donde compartió créditos con su padre, su hermano Pedro y Marcos Bastida. Esa tarde fue muy emotiva porque se trataba de la despedida de su padre, que fue, de hecho, la última aparición en público antes de su lamentable fallecimiento acaecido el pasado 26 de septiembre.

Diego toreó con su cuadra, que está conformada por ocho caballos nuevos, mismos que fueron "puestos", como se dice, por él, y cortó una oreja. Actualmente, se prepara montando a diario en Queretaro, ciudad en donde vive con su familia conformada por sus dos hijos Emma y Diego y su esposa Lizzy.

Para la novillada de la Plaza México llevará una cuadra compuesta por los siguientes caballos: "Berrinche", lusitano, de salida. "Tormenta", yegua lusitana, para banderillas. "Fado", lusitano, para banderillas. "Indulto", lusitano, para banderillas, y "Fandi", lusitano, para el tercio de muerte.
A pesar de estar poco toreado desde su reaparición este año, Diego viene con mucha ilusión a esta plaza en forma de homenaje a su padre, que sin duda, como a toda la familia, lo marcó para siempre y le transmitió su gran pasión por el toreo y el toreo, en sus distintas facetas.

Banners
Banners



Compartir noticia


Banners Banners

altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina