Banners
Banners

Acompasado encierro de Victoriano del Río  

Los toros hicieron un vistoso recorrido en 2 minutos y 49 segundos

El quinto encierro de los Sanfermines 2019, con toros de Victoriano del Río, ha sido algo más largo que días anteriores por el despiste de un astado en la plaza de toros, aunque la carrera ha sido rápida hasta entonces, y ha dejado un herido por asta y otros cinco contusionados, según el primer parte médico.

La carrera se ha iniciado, como todos los días, con los cabestros encabezando y arropando la manada, que ha ido muy compacta, sin permitir huecos para los corredores hasta la mitad del recorrido, cuando los morlacos se han ido separando.

Un día más, la torada ha pasado por la cerrada curva de Mercaderes - Estafeta, por el centro, sin ni siquiera acercarse al vallado, y mucho menos resbalarse, y una vez que han enfilado la emblemática calle Estafeta, hacia la mitad de la vía, han empezado a correr alineados y a separarse.

Así, la manada ha quedado dividida en tres partes, con dos toros y los cabestros por delante, dos toros un poco más retrasados y otros toros cerrando la carrera, lo que ha permitido que los mozos pudieran hacer bonitas carreras al final del recorrido.

Los astados han ido entrando en pareja en el coso pamplonés. Los dos primeros morlacos llegaban a los toriles en poco más de dos minutos y 10 segundos a la plaza de toros, pero el encierro ha durado finalmente 2 minutos y 49 segundos, porque un astado se ha despistado en la arena y no ha entrado en los chiqueros con sus hermanos hasta que los dobladores lo han encauzado.

Tras este quinto encierro, seis corredores han sido trasladados al Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), según ha explicado el subdirector del servicio de Urgencias del CHN, Tomás Belzunegui.

Entre los trasladados, hay un mozo de Portals Nous (Palma de Mallorca), S.A.G, de 39 años, que ha resultado herido en el brazo derecho por asta de toro en el tramo de Telefónica, y que tras ser explorado por los equipos de urgencias, pasará a quirófano. 

En cuanto al resto de heridos, en la cuesta de Santo Domingo, ha sido atendido D.E.R., de San Sebastián y 34 años, con un esguince en el tobillo de carácter leve y al que se espera dar de alta en breve. Desde el Ayuntamiento, ha sido trasladado I.G.C., de Pamplona y 54 años, con una policontusión, a quien se le va a hacer un escáner, tras lo que quedará ingresado en espera de valoración. 

Desde Estafeta, dos mozos han sido enviado al hospital: M.T.R., de Valencia y 37 años, con una contusión torácica, e I.GJ., de San Sebastián de los Reyes (Madrid) y 21 años, con contusión occipital lumbar.

En Telefónica ha sido atendido otro hombre, D.U.F, de Albacete y con 41 años, con una contusión en el tobillo izquierdo y al que se espera dar de alta en breve.

En cuanto a los heridos de días anteriores, permanecen ingresados en el Complejo Hospitalario de Navarra seis corredores, entre ellos, "El Boti", conocido mozo de Pamplona, que resultó herido al ser pisoteado por la manada en la cuesta de Santo Domingo en el encierro del pasado lunes, según han informado fuentes hospitalarias a TVE.

Todos evolucionan favorablemente, incluido el estadounidense de 19 años que quedó ingresado este miércoles tras ser sedado debido al estado de "agitación" que le había provocado un traumatismo craneoencefálico. El joven llegó a mediodía por su propio pie al centro hospitalario con un fuerte dolor de cabeza provocado tras su participación en el cuarto encierro.

Por otro lado, poco antes de la carrera de este jueves, algunos corredores de Mercaderes y Estafeta han protagonizado una sentada para protestar tras cuatro encierros muy similares, con pocas opciones de lucirse para los mozos porque la manada va unida y liderada por los cabestros.

Los mozos se vienen quejando estos días de que los encierros vienen marcados por los mansos, que llegan entrenados a los encierros, y que llevan muy arropados a los toros. Después de cuatro encierros que se han desarrollado de manera muy pareja, algunos corredores convocaron la protesta a través de las redes sociales.

Además, se da la circunstancia que con el antideslizante que se aplica al recorrido, los toros apenas resbalan, lo que impide que la manada se separe.

Los Victoriano del Río, que han corrido este quinto encierro tienen unos pesos entre 500 y 605 kilos, y salvo uno de color castaño claro, todos tienen pelaje negro, entre mulato y bragado, serán lidiados a partir de las 18:30 horas en la plaza de toros por los diestros Antonio Ferrera, Julián López "El Juli" y Pablo Aguado.

Con su participación de este año es la décima ocasión que esta ganadería de Guadalix de la Sierra (Madrid) está en Sanfermines, y tan solo han dejado en estos años cuatro heridos por asta de toros. Tienen fama de veloces y de correr de manera compacta, haciendo carreras limpias.

En 2018, protagonizaron un encierro rápido, de 2 minutos y 20 segundos, con menos corredores de lo habitual porque la carrera se desarrolló bajo una ligera lluvia, y dejaron dos contusionados. 






Compartir noticia



altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina