Banners
Banners

La actuación de Héctor Gutiérrez ante la prensa

Los medios alaban el valor desplegado por el novillero hidrocálido

Varios medios españoles valoran la actuación del novillero mexicano Héctor Gutiérrez de ayer en la plaza de Las Ventas de Madrid, y alaban su valor ante el nulo juego de los ejemplares que enfrentó durante su debut en la capital de España, según se aprecia en los siguientes comentarios:

El Mundo (María Vallejo):

48 horas antes de la explosión isidril cruzaban el ruedo de Las Ventas los últimos novilleros que pisarán la Monumental antes de San Isidro. También 48 grados parecía hacer en testero que eran los tendidos. La temperatura del ruedo no fue la misma... El encierro de El Pilar no se lo puso fácil. Sobre todo cuando el agrio "Meloso" dejó Madrid gélido al arrollar a Héctor Gutiérrez con toda la brutalidad que traía en su negro ser. Repuesto de milagro, plantó cara a la fiera caza hombres en una faena que tuvo el mérito de escapar de aquel sónar de última tecnología. Un torero macheteo cerró la proeza. Por delante lidió con inmaculada colocación un sobrero de Hermanos Sánchez Herrero de similares intenciones.

Aplausos (Redacción)

Tras la lidia desordenada y el brindis al cielo, el mexicano se puso a torear sobre la derecha. Lo mejor de su valiente labor llegaría en cambio por la zurda. Por allí construyó una obra que, sin limpieza, tuvo el mérito de arrancarle al listo "Carbonero" naturales de impoluta colocación. Ni siquiera cuando el novillo se vencía en su búsqueda y le escaneaba el vientre dio un paso atrás el hidrocálido. Mató de una estocada delantera y fue silenciado. Se estiraba Héctor Gutiérrez en el recibo capotero cuando "Meloso" lo prendió con brutalidad. Las astas le radiografiaban el pecho mientras los capotes corrían a quitarle la bestia de encima, que tras hincar los pitones en la arena alcanzó de nuevo al mexicano y lo estrelló contra las tablas. Repuesto Gutiérrez del espeluznante pasaje, volvió al ruedo para plantar cara al orientadísimo y peligroso novillo de El Pilar, que nunca cesó en su empeño de cazar a Gutiérrez. El valor a plomo del mexicano fue reconocido con una tenue ovación tras un pinchazo y una estocada.

Agencia EFE (Javier López):

El muy deslucido juego de los novillos de El Pilar, flojos y muy descastados, junto a la paupérrima presentación que lucieron propició que la de hoy se convirtiera en una de las peores novilladas que se recuerdan en mucho tiempo en la primera plaza del mundo. El primero del debutante Héctor Gutiérrez fue devuelto por inválido. En su lugar salió un sobrero de Sánchez Herrero que llevó una lidia tan desastrosa que lo que propició es que acabara haciéndose amo y señor de la situación ya en banderillas. El mexicano no lo vio en ningún momento en una faena sin orden ni estructura, muy tropezada y deslavazada, abrochada, eso sí, de una buena estocada. El quinto fue, como todos sus hermanos titulares, otra birria que, además, no tuvo ni un pase. Gutiérrez pagó la novatada pero bien, primero por los dos volteretones que se llevó en el saludo de capote, y después por el trago que pasó para sortear las tarascadas del morucho en el último tercio.

El País (Alejandro Martínez):

Los tres novilleros, tres chavales ávidos de ilusiones y sueños por cumplir, se estrellaron contra un muro infranqueable. Sergio Felipe, Héctor Gutiérrez y Alfonso Ortiz -estos dos últimos se presentaban en Madrid- solo pudieron dejar constancia de sus ganas y firmar algún que otro detalle de calidad. Aunque estaban anunciados con una ganadería "de garantías", según los taurinos profesionales, se marcharon de la plaza igual que vinieron. Es lo que pasa cuando, en vez de tener que plantar cara a utreros encastados y poderosos, te encuentras con los hermanos menores de los toritos criados para uso y disfrute de las figuras. Pero como la empresa la compró y la autoridad la aprobó, ¿qué podían hacer Felipe, Gutiérrez y Ortiz?

Noticias Relacionadas



Banners




Compartir noticia


Banners

altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina