Efemérides: La muerte de Joselito El Gallo

La trágica tarde del 16 de mayo de 1920, en Talavera

La fecha del 16 de mayo de 1920 ocupa un lugar trágico en la historia, pues aquel día murió en la plaza de Talavera de la Reina el célebre matador Joselito El Gallo, como consecuencia de la gravísima cornada que le infirió el toro de nombre "Bailaor", de la Viuda de Ortega.

Joselito, que contaba solamente con 25 años de edad y fue uno de los más grandes toreros de todos los tiempos, compartía cartel con su cuñado, Ignacio Sánchez Mejías, que en 1934 también moriría en el ruedo y fue enterrado en su misma tumba, en Sevilla.

"Bailaor" fue el quinto toro de aquella tarde y era "burriciego". El encargado de darle muerte fue precisamente Ignacio Sánchez Mejías.

Al día siguiente, 17 de mayo, el periódico El Liberal publicó la explicación de un aficionado sobre el trágico momento:

"Había toreado al toro con algún recelo, porque estaba bronco y aplomado; pero como era un maestro y dominaba como nadie, tomó al toro con la derecha, iniciando el pase natural, que repitió con fuerte valentía. Fue a dar el tercer pase de esta suerte peligrosa, animado por las palmas, y al marcar el segundo tiempo, el toro, en vez de seguir el viaje tras el engaño, se fue derecho al bulto, dándole una cornada tremenda y brutal.

"Cayó Joselito al suelo, y quedó encogido de piernas. Y se llevó las manos a la cara... Acudieron los peones, se llevaron al toro, que se revolvía y otros le cogieron, llevándole a la enfermería".

Cierto es que con el paso de los años se fue estableciendo una evolución muy clara en el toreo, en lo que se conoce como la "Revolución de Juan Belmonte", en el primer cuarto del siglo XX, pero el genial Joselito El Gallo tiene sin duda un lugar preponderante en la "creación de la tauromaquia moderna".






Compartir noticia



altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina