Banners
Banners

El triunfo del sentimiento       

Hermosillo cortó dos orejas en la última novillada de La México

El triunfo del hidrocálido José María Hermosillo tuvo como hilo conductor la expresión del sentimiento con el que impregnó varios de los muletazos cuajados a un novillo de Las Huertas que derrochó calidad en sus embestidas y al que le tumbó con toda justicia las dos orejas.

Bien sabíamos la buena planta de torero de este chaval, pero no le habíamos visto una tauromaquia cargada de tal emotividad al correr la mano. La faena fue derechista, al ser el mejor perfil del astado, así que Hermosillo llegó a recrearse en las suertes y terminó por “romperse”.

La estocada fue rotunda, sensacional, de esas que en sí mismas valen una oreja, de tal suerte que la concesión de los dos trofeos resultó una decisión atinada por parte del biombo de la autoridad, aunque quizá el de Las Huertas hubiera merecido un arrastre lento.

Ahora, Hermosillo gozó de las mieles del triunfo y cierra un año que no fue fácil, pues estuvo cerca de perder la vida a principios de 2017 al sufrir una gravísima cornada de femoral en la plaza queretana de Pedro Escobedo, de la cual salió adelante para seguir en la brega de una carrera prometedora.

Su primero también tuvo una estupenda calidad y era obediente a los toques, con buena dosis de codicia. José María se acopló por momentos, y en otros no tanto, así que su labor terminó por diluirse.

Héctor Gutiérrez tuvo una actuación importante ante su primero, pero poco valorada por el público debido a que era sordo el peligro del novillo, un ejemplar que no se lo puso fácil a este chaval que apenas debutó con caballos la semana pasada en Aguascalientes. Gutiérrez tiró de raza y terminó por imponerse, mostrando avances técnicos y de colocación.

Su segundo era manejable, sin estar sobrado de bravura, aunque terminó por buscar las tablas y acudía a la muleta sin mayor fuelle, con la cabeza a media altura y desluciendo las suertes.

No fue la tarde de Juan Padilla. El norteño mostró su verdor y anduvo un tanto a la deriva delante del peligroso segundo, un ejemplar que desarrolló genio, tornándose complicado, aunado a las molestias del viento. Mal con la espada, fatal el puntillero, y tres avisos.

Su segundo fue un ejemplar noble y que acometía a los engaños con buen son. Parecía que Padilla generaría una faena a más, pero no logró mantener el calado del trasteo y terminó por dejar pasar una interesante oportunidad, ante tanto que un sector del público terminó tomando partido por el novillo.

Así, con el triunfo del sentimiento, concluyó la temporada novilleril “Soñadores de Gloria”, para dar paso a la esperada Temporada Grande en el coso de Insurgentes.

Ficha
Ciudad de México.- Plaza México. Sexta y última novillada con picadores. Unas 2 mil personas en tarde fresca, con algunas ráfagas de viento. Novillos de Las Huertas, bien presentados y buenos en general, de los que destacó el 4o. Pesos: 441, 435, 427, 439, 430 y 442 kilos. José María Hermosillo (grana y oro): Silencio tras aviso y dos orejas. Juan Padilla (azul marino y oro): Silencio tras tres avisos y silencio tras aviso. Héctor Gutiérrez (rosa mexicano y oro): Silencio y  palmas. Incidencias: Sobresalió en banderillas Diego Martínez, que saludó en el 4o. Tras el paseíllo, se rindió un minuto de aplausos a la memoria del maestro Miguel Espinosa "Armillita".

Banners




Compartir noticia


Banners

altoromexico

Medio de comunicación de actualidad taurina